Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Evo Morales se reúne con parte de su gabinete un día después de una operación nasal

El presidente de Bolivia, Evo Morales (d), habla ante la presencia del vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, en un momento de su comparecencia a los medios de comunicación hoy en la residencia presidencial en La Paz, tras la operación quirúrgica a la que Morales fue sometido para corregir la desviación de su tabique nasal. EFEtelecinco.es
El presidente de Bolivia, Evo Morales, retomó esta tarde su actividad al reunirse con parte de su gabinete ministerial, un día después de haber sido sometido a una operación para corregir la desviación de su tabique nasal, que le causaba problemas de salud.
Morales incluso accedió esta tarde a posar para medios gráficos en el interior de la residencia presidencial, donde estuvo acompañado de su vicepresidente, Álvaro García Linera; los ministros de Trabajo, Walter Delgadillo; de Defensa, Wálker San Miguel, y su portavoz, Iván Canelas, entre otros.
Durante su encuentro con los periodistas gráficos, se pudo ver a un Morales con buen aspecto y con el rostro solo ligeramente hinchado, sin vendajes ni signos visibles del cicatrices o sutura por la operación.
El vocero presidencial explicó a los medios que Morales "ya está trabajando" y recibiendo informes de sus ministros y, aunque aún tiene algunos dolores por la operación, "en dos o tres días estará perfectamente bien".
El presidente de Bolivia fue operado el martes en una clínica de La Paz por médicos cubanos que le practicaron una "septoplastía", intervención que había aplazado desde octubre del año pasado por cuestiones de agenda.
Morales, de 49 años, se había quejado varias veces de que la molestia en la nariz le provocaba dolores que lo obligaron a suspender más de una vez sus viajes por el país.
Su portavoz insistió hoy en que la recuperación de Morales es buena y garantizó que se encontrará totalmente repuesto para el acto de promulgación de la nueva Constitución, que se celebrará el próximo sábado en la localidad de El Alto, aledaña a La Paz.
Preguntado por los periodistas, Canelas restó importancia al hecho de que Morales se haya operado con facultativos cubanos y no bolivianos y calificó de "mezquindad" que haya sido criticada esa circunstancia por un sector de médicos, que relacionó con la fuerza opositora Nueva Fuerza Republicana (NFR) de Cochabamba.
Aprovechó para elogiar y agradecer la vocación internacionalista y la labor de los médicos cubanos en Bolivia que, destacó, "han operado de manera gratuita a casi 400.000 personas de problemas de la vista".
El portavoz también negó que el presidente haya aprovechado la operación para hacerse retoques estéticos en la nariz.
"El presidente quiere estar como siempre ha estado, no hay ninguna intención de hacerse una nariz respingada, en absoluto", dijo Canelas, quien insistió en que el motivo de la operación ha sido un problema de salud.