Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exedil de Urbanismo de Granada niega irregularidades y vincula la 'Operación Nazarí' a "denuncias falsas"

Asegura que Torres Hurtado "no tiene ni idea" de ningún expediente
La exconcejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Granada, Isabel Nieto, ha negado este miércoles en el Juzgado de Instrucción 2 de Granada haber cometido irregularidades en su gestión y ha atribuido el origen de la supuesta trama de corrupción que se investiga en la ciudad a una serie de "denuncias falsas" con las que se pretende "deformar la realidad".
"La trama no está en los denunciados sino en los denunciantes", ha señalado Nieto a los periodistas después de declarar durante más de tres horas ante la titular del Juzgado, la magistrada Mª Ángeles Jiménez, y la fiscal delegada de Medio Ambiente y Urbanismo, Sara Muñoz Cobo.
Ha sido preguntada "por media docena de expedientes urbanísticos" en los que existen "discrepancias", pero ha defendido que, si se analizan de forma pormenorizada, queda evidenciado que se basan en "un razonamiento jurídico normal".
A su juicio, se están abordando asuntos urbanísticos "inconexos" para darles "una falsa apariencia de delito", en el marco de una "macrocausa" que ve "absurda" en tanto que "no hay pruebas" ni "se está investigando nada concreto", ha argumentado.
"La trama no está en los denunciados sino en los denunciantes (...), se han puesto de acuerdo algunas personas para denunciar deformando la realidad y yo lo que le pido a Dios es que ilumine a la juez para que sepa ver realmente dónde esta la verdad y dónde la mentira", ha señalado Nieto, quien ha vinculado con funcionarios estas supuestas denuncias falsas contra ella.
La exedil también ha sido preguntada por el papel del exalcalde de Granada en los expedientes urbanísticos objeto de investigación, aunque ha advertido de que él "no tiene ni idea de ninguno" y ha lamentado que haya un "intento forzado de meterle en estos temas" cuando "ya se ha ido".
"Que lo dejen en paz, ya está bien de denuncias falsas", ha clamado la que fuera responsable del Urbanismo en la ciudad, quien ha precisado a preguntas de los periodistas que durante las más de tres horas que se ha prolongado su declaración "no se ha hablado de un euro" en relación con esta trama corrupta.
Nieto ha reconocido que está afrontando este proceso con "gran tristeza", afirmando no entender "cómo ha podido colar" lo que considera un "montaje" que "se ha ido de las manos".
De hecho, ha descartado que la 'Operación Nazarí' esté vinculada a un enfrentamiento político en el seno de su partido, el PP, y ha subrayado que no conoce "más irregularidad" en esta causa que las que a su juicio ha cometido el que fuera jefe del área Urbanismo entre 2003 y 2013, Jacobo de la Rosa.
La edil ha informado de que ha denunciado a este exalto cargo de Urbanismo ante el Juzgado solicitando que investigue su patrimonio, al considerar que "no se corresponde con su sueldo como funcionario", ni tampoco "los ingresos que aparecen en los balances de las empresas" de las que era titular en ese periodo.
SECRETARIA MUNICIPAL
Este miércoles también ha declarado ante el Juzgado de Instrucción 2 en calidad de investigada la secretaria general del Ayuntamiento, Mercedes López Domech, quien ha negado tener el más mínimo conocimiento de una trama de corrupción urbanística en el Ayuntamiento granadino y ha mostrado su disposición a colaborar "en todo lo posible para esclarecer los hechos".
Así lo ha explicado a los periodistas el abogado de la secretaria general, Antonio Illana, al término de la declaración de su cliente, que se ha prolongado durante aproximadamente hora y media.
Ha sido interrogada sobre la tramitación del expediente de construcción del pabellón polideportivo Mulhacén y por las cuestiones asociadas a una licencia de primera ocupación en Casería de San Jerónimo.
López Domech ha puesto de manifiesto ante estas cuestiones que la Secretaría General del Ayuntamiento "está totalmente desvinculada" de las materias urbanísticas porque, entre otros aspectos, "así lo determina el organigrama municipal".
Illana ha relatado que su cliente está viviendo este proceso como "un terremoto personal", después de llevar toda la vida al servicio de la administración pública. "Ha desempeñado el cargo de secretaria en el Ayuntamiento desde 2003 y encontrarse con una situación de este tipo lo percibe como una auténtica tragedia personal de la que "anímicamente le va a costar reponerse", ha añadido el letrado.
DIECISIETE INVESTIGADOS
En el caso ya han comparecido un total de 14 de las diecisiete personas investigadas. El primero fue un registrador de la propiedad, seguido del empresario y presidente de la Asociación Provincial de Constructores y Promotores de Edificios de Granada (ACP), Enrique Legerén, la apoderada de la empresa de Romero JJ Consulting, el empresario Roberto García Arrabal, el consejero delegado de Casería de San Jerónimo, empleado de Romero, el promotor José Julián Romero, un funcionario ya jubilado del área de Urbanismo en el Ayuntamiento de Granada, el interventor municipal, y otros cuatro altos cargos de Urbanismo.
Este jueves será el turno del exalcalde José Torres Hurtado. En la última jornada, el 17 de mayo, acudirán a la sede judicial dos de los investigados que aplazaron sus declaraciones en semanas anteriores.
El Juzgado de Instrucción 2 investiga, tras la querella del Ministerio Público, la alteración y modificación presuntamente fraudulenta del concurso-licitación de la concesión administrativa de la parcela de uso deportivo sita en la calle Torre de la Pólvora 35 de Granada que tenía por objeto la ejecución de un pabellón deportivo.
A las diligencias de Instrucción 2 se acumularon como pieza separada otras del Juzgado de Instrucción 6 de Granada, incoadas también en virtud de querella de la Fiscalía interpuesta tras las investigaciones efectuadas por presunto delito de prevaricación y malversación de caudales públicos, en relación a las irregularidades en las obras de urbanización del Plan Parcial PP-N2, desviación de un barranco y concesión de licencias de primera ocupación de 300 viviendas, trasteros y garajes del residencial Ciudad de la Luz.
Asimismo, de las actuaciones llevadas a cabo por el Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Andalucía Oriental y la Brigada Central de Investigación de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción de la UDEF pueden resultar, según informó en su día la Fiscalía General del Estado, "irregularidades en otros expedientes tramitados por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada, que se están investigando".
Torres Hurtado e Isabel Nieto fueron puestos en libertad con cargos el pasado día 13 de abril tras ser detenidos y declarar en la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Oriental por su presunta implicación en una supuesta trama corrupta en el área de Urbanismo.
En las diligencias, declaradas secretas, se están investigando presuntos delitos de cohecho, fraude en la contratación, asociación ilícita, prevaricación, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, estafa, falsedad en documento mercantil, administración desleal y contra la ordenación del territorio.
La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional desplegó desde primera hora de la mañana del pasado 13 de abril un dispositivo que incluyó registros en el despacho de la secretaria general del Ayuntamiento, en la Plaza del Carmen; y en la sede de Urbanismo, en la plaza Gran Capitán, de donde la Policía sacó cajas con documentación.
Asimismo registraron varios domicilios, entre ellos la casa del alcalde, y empresas de Granada. Tras los registros, los detenidos fueron conducidos a la sede policial para declarar. Torres Hurtado, que fue retenido durante unas horas en su casa, con motivo del registro, fue trasladado después al Ayuntamiento y con posterioridad a la Jefatura de Policía.