Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exediles de Marbella se declaran culpables de un delito de prevaricación en el caso 'Pinillo'

Un total de siete exediles de la localidad malagueña de Marbella se han declarado este martes culpables de un delito de prevaricación en el caso 'Pinillo', que versa sobre la operación urbanística desarrollada en la finca del mismo nombre.
Así, se trata de los exconcejales del Grupo Independiente Liberal (GIL) Marisa Alcalá, Rafael González, José Luis Fernández Garrosa, Alberto García Muñoz, Tomás Reñones, Javier Lendínez y José Luis Troyano.
Éstos se han mostrado conformes con la petición de pena de ocho años de inhabilitación para empleo o cargo público realizada por la Fiscalía Anticorrupción en esta causa.
La Sección Tercera de la Audiencia de Málaga continúa este martes el juicio por este caso en el que hay acusadas 21 personas, entre ellas el exasesor de urbanismo marbellí Juan Antonio Roca y el exalcalde de dicha localidad Julián Muñoz.
La Sala ha fijado por ahora 37 sesiones, con la previsión inicial de terminar la vista oral a finales de octubre. Esta causa, instruida en el Juzgado de Instrucción número 1 marbellí, es una de las abiertas por convenios tras una querella presentada por la Fiscalía Anticorrupción a raíz de un informe de fiscalización del Tribunal de Cuenta.
Anticorrupción acusa al exalcalde de Marbella, al cerebro del caso 'Malaya' y exgerente de Planeamiento 2000, a exediles del Grupo Independiente Liberal (GIL), a exfuncionarios municipales y a empresarios por la operación urbanística desarrollada en dicha finca, con la que se permitió la enajenación de patrimonio municipal, supuestamente, en beneficio de los acusados.
En la primera sesión de este pasado lunes, las acusaciones y las defensa empezaron a plantear sus cuestiones previas, en las que los abogados de los acusados alegaron vulneración de derechos fundamentales y argumentaron que los hechos aquí investigados ya lo fueron en el caso 'Malaya'.