Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expresidente andaluz pide al PSOE "autocrítica" ante los casos de corrupción y los partidos emergentes

Pide a los partidos andaluces acordar en el Parlamento la defensa del legado del 28F y "no dar ni un paso atrás"
El expresidente de la Junta entre los años 1979 y 1984, Rafael Escuredo, ha afirmado este jueves que el PSOE debe hacer "mucha autocrítica" y "recuperar la política", ante los casos de corrupción que han afectado al partido y ante el surgimiento de nuevos partidos políticos.
Durante su intervención en las jornadas '28 F. La fuerza de un pueblo', organizadas por la Fundación Cajasol, la Universidad de Almería y la de Sevilla y la Cátedra Rafael Escudero, el expresidente ha considerado que en Andalucía "se ha gobernado durante muchos años haciendo de la gestión la única bandera de la política andaluza" y aunque la gestión es "fundamental", entiende que esto "no tiene que ir en detrimento del discurso político", porque esto ha provocado que "no haya habido discurso político y Andalucía ha permanecido dormida durante bastante tiempo".
A su juicio, "hace falta un discurso político desde el andalucismo" porque durante muchos años "no ha existido" y esto "ha servido a otros partidos para rellenar esos agujeros".
Escudero ha indicado que "con los tiempos que corren no está de más" que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, defienda la bandera española en el debate territorial, pues es la bandera que "representa a la ciudadanía española y también a la andaluza. "Recuperar la bandera española es muy importante", ha apuntado para lamentar que a algunos de izquierdas les "dé vergüenza" e incluso que se "demonice".
Y es que, para el que fuera jefe del Ejecutivo andaluz, "no sobra hablar de España porque algunos se empeñan en dividirla".
En este sentido, ha criticado que ahora, en el debate territorial, partidos de izquierdas recuperen "los mismos argumentos de la derecha española de entonces", que no quería el autogobierno nada más que para el norte, "los que dicen que Andalucía no cuenta, que hay tres naciones y que el resto son comunidades autónomas", y que a una de ellas, Cataluña, "como es la que más chilla, hay que darle el derecho a la autodeterminación".
Advierte que si se le da el derecho a decidir a Cataluña, "a ver después quién se lo niega a Euskadi o Galicia", y apunta que "aunque ganara el no a la independencia, esperarían cuatro años y, como el portillo está abierto, volverían a pedirlo una y otra vez, y así entraríamos en un carrusel continuo en el camino hacia la independencia".
"No se puede defender un proyecto nacional de país y al mismo tiempo defender el derecho de la segregación de naciones que, además, representan más de 55 por ciento del PIB", ha dicho en alusión a Podemos. "No se puede estar en misa y repicando", ha apostillado.
AUTOGOBIERNO DESDE LA LEGALIDAD
Por contra, ha destacado que en Andalucía "hemos tenido siempre muy claro que defender el máximo de autogobierno es en el marco de la legalidad y de la Constitución, sin hacer trampas a España". "Hemos jugado fuerte desde la lealtad constitucional", ha agregado antes de aseverar que "Andalucía no puede ser más que nadie, pero tampoco menos".
Y este es el legado del 28F que "no caduca ni prescribe", es "un activo", y Andalucía "no puede ceder".
A su juicio, las actitudes que no respetan los trámites constitucionales "no tienen recorrido". "Se puede tener una política de gestos durante un tiempo, pero no siempre", ha indicado Escuredo antes de afirmar que "los que hoy se consideran que van a reconstruir el país, y consideran a los hombres de la Transición política como obstáculos a superar, deben defender la constitucionalidad" y que Andalucía sea "un referente" en este sentido, siendo "la que más".
Respecto a la cuestión catalana, Escudero ha considerado "curioso cómo se puede llegar a falsificar la historia" ya que, según ha relatado, "dicen que dejan la vía estatutaria porque presentaron un Estatut que fue rebajado y eso les lleva a mantener una ruptura con el Estado para ir a la independencia", pero esto "es una mentira porque ya en la Segunda República, la Generalitat dos veces se proclamó independiente".
En su opinión, Cataluña reclama la independencia "cuando ven al Estado enfermo", y ha criticado "que hasta la CUT se aliara con una fuerza de la derecha que hace un alarde continuo ridículo ante la ciudadanía con manifestaciones irresponsables y fuera de lugar".
Entretanto, Escuredo ha recordado que la "batalla" que libraron los andaluces el 4D y el 28F "no tenía nada que ver con problemas éticos, de lengua o culturales, sino con una injusticia social" cuando Andalucía "era humillada por el centralismo" y se sentía "marginada históricamente" pues se le atribuía un papel de "folclore" que, ha lamentado, a día de hoy muchos le siguen asignando.
Ha subrayado que más de dos millones y medio de ciudadanos salieron a la calle a pedir el autogobierno de Andalucía con "ansia por de recuperar la autoestima y decir ya basta, queremos ser un sujeto activo en la política española desde la lealtad al Estado" y "dentro del marco constitucional fuimos capaces de dar esa respuesta".
El socialista ha contrapuesto que mientras a gallegos, vascos y catalanes se le dieron estatutos "regalados" a Andalucía no y "contra todo pronóstico ganamos" a pesar de "los intentos de falsificar los resultados y buscar caminos para llegar a soluciones intermediarias".
PIDE UN GESTO A LOS PARTIDOS ANDALUCES POR EL 28F
Así las cosas, ha pedido a los partidos políticos andaluces que no permitan que se dé "ni un paso atrás" del legado del 28F y les ha reclamado que se comprometan "con el sufrimiento acumulado por aquella alianza entre la gente sencilla y la gente de la ciudad, que nos llevo a esa victoria", y que "sean capaces, de manera democrática, de acordar en el Parlamento defender ese legado del 28F" porque "sería un paso muy importante para que se proyectara desde la unidad y la reconciliación y se pusiera en pie ese camino de exigencia".
Tras confesarse "optimista", ha indicado que "son tiempos de negociación y de acuerdo" y que en este contexto "la izquierda andaluza tiene que ser capaz de instrumentar un acuerdo que exija que ese legado no caiga en el olvido".
Así las cosas, el expresidente andaluz ha anunciado que el 23 de febrero entregará al Parlamento andaluz una bandera de Andalucía rotulada por el pintor Genovés con 'Viva Andalucía libre' durante la campaña por el 28F en Granada.
Con todo, Escuredo ha aconsejado que "ante la confusión la razón y no la emoción" porque "no son tiempos de conceptos belicistas, sino que es tiempo para la ciudadanía", ha zanjado.
"MÁS QUE DAR CONSEJOS, DEBEMOS AYUDAR"
A nivel estatal, cree que no tendrán que repetirse las elecciones porque "en el último minuto alguien se va a tener que retratar a la hora de poner su voto o abstenerse y esto puede ocurrir por la derecha o por la izquierda". También ha subrayado en este punto el "liderazgo" que en 30 días ha obtenido el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, cuando "nadie daba nada por él y se le consideraba un cadáver político".
Señala que el mapa político de hoy "nada tiene que ver con el de la época del 28F" por eso ha dicho que cuando oye a otros miembros del PSOE "dar consejos en voz alta, no se dan cuenta de que el partido y la sociedad de entonces no es la de ahora".
Así, Escuredo ha sostenido que "hay una nueva clase política que es la que tiene que tener la palabra y los demás tenemos que ir de mamporreros, aplaudir y cuando llega el 28F, recordar determinadas cosas para que no se olviden". "Más que dar consejos tenemos que ayudar para recuperar un espíritu de consenso necesario para que España no sea una preocupación en Europa", ha concluido.