Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exsecretaria de Blasco dice que el exconsejero de Solidaridad y Tauroni se conocían desde 2000 y que se cambiaban sobres

Se desdice de que una llamada al empresario fuera para avisar de las detenciones: "me limité a decir a transmitir lo que me dijo Blasco"
María Ángeles Rincón, exsecretaria personal del exconsejero valenciano de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, ha afirmado que su entonces jefe y el considerado presunto cabecilla del 'caso Cooperación', Augusto César Tauroni --actualmente en prisión--, se conocían desde aproximadamente el año 2000, y ha indicado que ambos se intercambiaban "sobres", aunque ha señalado que desconocía su contenido.
Rincón se ha pronunciado en estos términos en su declaración, en calidad de testigo, en el juicio por la primera pieza del 'caso Cooperación', en la que se investigan presuntas irregularidades en la concesión de subvenciones por parte de la consejería a la Fundación Cyes en el año 2008, y en la que hay nueve acusados, entre ellos el exconsejero y diputado No Adscrito en las Cortes, Rafael Blasco.
La testigo ha explicado que comenzó a ocupar el puesto de secretaria de Blasco desde el año 2000, y ha aseverado que conoce a Tauroni "desde los últimos años, en 2008 o 2009", ha dicho. Preguntada por la relación entre su entonces jefe y el empresario, ha señalado que se conocen desde el año 2000 "más o menos" y ha aseverado que solían llamarse "en algunas ocasiones".
Sobre este extremo, tanto Blasco como Tauroni indicaron en sus declaraciones en el juicio que comenzaron a tener más relación a partir de octubre de 2010, cuando saltaron a la prensa las supuestas irregularidades en las subvenciones concedidas a la Fundación.
Rincón ha explicado así mismo que Blasco y Tauroni se intercambiaban "sobres", aunque ha afirmado que desconocía su contenido. También ha aseverado que los mismos podrían haberse intercambiado tras aparecer en prensa el 'caso Cooperación'. "Posiblemente desde que salió el tema en la prensa", ha puntualizado. El tamaño de los sobres era "variable", ha dicho, porque "dependía de lo que había dentro". "Yo abría algunos, pero no los que eran privados o iban a su atención personal", ha puntualizado, y ha dicho que de Tauroni no llegó a abrir ninguno.
Al respecto, se le ha preguntado por un correo remitido por Augusto César Tauroni a su hermano, Arturo, de abril de 2010, en el que le pedía que fuera a consejería y le entregara un "sobre" a la secretaria de Blasco. "No lo recuerdo. No lo sé", ha dicho, al insistirle por la fecha y el motivo por el que se envió.
La testigo, además, ha afirmado que Tauroni tenía su teléfono móvil, aunque no recuerda si es porque se lo dio ella o el propio exconsejero. Su relación con el empresario no era personal, y "fue a través de Blasco", ha apostillado. "Yo tengo muchísimos números de teléfono de muchísima gente como secretaria de Blasco que era", ha dicho.
MATIZA SU DECLARACIÓN
Rincón ha querido puntualizar parte de la declaración que prestó en instrucción porque, según ha dicho, en ese momento pasaba por una situación "extrema" y no estaba en sus "óptimas condiciones". "Yo me hundí cuando usted --en referencia al fiscal-- me dijo que me podía imputar", ha dicho.
Así, se ha desdicho de lo que declaró en instrucción, cuando aseveró que lo que le dijo a Tauroni de "es algo inminente" era porque iba a haber una operación policial para desmantelar la trama. Este viernes, en su declaración en el juicio, ha negado este extremo y ha señalado que no sabe por qué dijo esto. "Y me limité a transmitir literalmente lo que me dijo Blasco. Procuro, si me dan un mensaje, transmitirlo tal cual", ha aseverado, pero ha negado lo del aviso.
Así mismo, en su declaración en el juzgado indicó que la relación de Blasco con Tauroni no la tenía con el resto de representantes de las ONG, pero en esta declaración lo ha querido "matizar": "no dije que no tenía la misma relación con otras asociaciones. También quería matizarlo porque eso fue una interpretación de la juez, que extrae información y va tomando notas y es lo que pone. Yo no era muy consciente de lo que realmente estaba pasando. Blasco tenía relación con muchísimas asociaciones y ONG, con todo el mundo, porque recibía a todo el mundo", ha insistido.
Por último, ha afirmado que Blasco era una persona "muy accesible" para las ONG y ha dicho que otros representantes de entidades también tenían su teléfono móvil: "muchísima gente tenía el móvil del conseller. Cosa que yo le decía.. pero bueno".