Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exteriores desvincula el cese del embajador en Austria de la denuncia por acoso a una empleada

El hasta ahora embajador español en Austria, José Pons. EFE/Archivotelecinco.es
El Ministerio de Asuntos Exteriores ha desvinculado hoy el cese de José Pons como embajador en Austria de la denuncia de acoso sexual que presentó contra él una empleada de esta legación diplomática, han informado a Efe fuentes de este departamento.
El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el cese de Pons, quien había solicitado una excedencia para poder asumir la presidencia del equipo de fútbol del Mallorca sin abandonar la carrera diplomática.
Exteriores ha explicado que no se trata de una destitución, sino de una "renuncia por incompatibilidad con su nuevo cargo", según las fuentes.
La empleada en la Embajada de España en Austria denunció a Pons a comienzos de año por un episodio de acoso sexual ocurrido en junio de 2009.
El caso está en manos del órgano de Igualdad del Gobierno austríaco competente para resolver este tipo de pleitos.
El secretario de acción sindical de la Federación del Servicio Exterior de UGT, Sebastián Prenado, ha asegurado que todos los indicios apuntan a que el ya ex embajador en Viena será sancionado.
Prenado, en declaraciones a Efe, ha afirmado que Pons, de 62 años y natural de Palma de Mallorca, "reconoció los hechos que se le imputaron, aunque no la intencionalidad".
Según el portavoz del sindicato, se trató de un episodio de acoso sexual "sin que causara lesiones físicas" a la mujer, que no es de nacionalidad española ni austríaca.
La trabajadora, afiliada a UGT, siguió trabajando durante todo este tiempo con ayuda psicológica sin retirar la denuncia, a pesar del intento de conciliación que hubo por parte de Pons.
"Vamos a llevar este caso hasta las últimas consecuencias", ha subrayado Prenado.
Después de conocerse la denuncia, un funcionario de Exteriores llevó a cabo una inspección para recabar datos sobre el caso, sin que Exteriores haya informado de sus conclusiones.
Pons manifestó el pasado miércoles en una rueda de prensa en Palma que se defenderá de la imputación, la cual definió como "una "queja y no una denuncia", al no existir base jurídica que sustentase la acusación.
El diplomático tiene intención de mantener su compromiso con el Mallorca, aunque no desempeñará su nuevo cargo de forma plena hasta que no se esclarezca la situación.
Pons fue nombrado embajador en Viena en junio de 2008, después de haber sido durante cuatro años uno de los principales colaboradores del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, como director general para Europa y América del Norte.
Durante su trayectoria diplomática, que comenzó en 1974, ha sido también embajador de España en Holanda y Dinamarca.