Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fabra niega una moción de censura contra Castedo y prevé "incomoda" la coincidencia de la alcaldesa con el Rey y Rajoy

El PPCV será "contundente" con la primera edil si se producen "conversaciones que nos avergüenzan o actuaciones inadecuadas"
El presidente de la Generalitat y del PPCV, Alberto Fabra, ha negado este jueves que el grupo municipal popular del Ayuntamiento de Alicante esté preparando una moción de censura contra la alcaldesa, Sonia Castedo, doblemente imputada en los casos Brugal y Rabasa. Asimismo, ha reconocido que se producirá una situación "incómoda" la próxima semana cuando coincidan en Alicante la primera edil con el Rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
Fabra se ha pronunciado en estos términos en declaraciones a los medios de comunicación, tras presidir la inauguración del Festival de la Innovación 'Climate-Kic', al ser preguntado por la situación de Castedo y por si será expulsada del grupo popular
"A Sonia Castedo, como al resto de afiliados del PP, le hemos dicho que ninguna persona que esté en un proceso judicial por corrupción puede ser candidata en la lista del PP", ha manifestado el presidente del PPCV.
Alberto Fabra ha recordado que el acta de concejal es "personal", pero ha asegurado que "si se produce una circunstancia adicional a lo que está sucediendo en estos momentos, pensaríamos qué tenemos que hacer para ser más contundentes y demostrar la firmeza que tenemos contra los casos de corrupción".
"EL CAMINO MARCADO CONTRA LA CORRUPCIÓN ES INFLEXIBLE"
En este sentido, ha indicado que "lo que puede pasar el día de mañana, no lo sé ni yo no nadie". No obstante, ha subrayado que el "camino" que él ha marcado "para luchar contra la corrupción es inflexible y no tiene marcha atrás".
Así, ha destacado que "si se dan circunstancias más complejas a las actuales, viendo bien conversaciones que nos avergüenzan a todos o actuaciones que son inadecuadas para un cargo público, actuaremos en consecuencia, como lo hemos hecho hasta hora en todos lo casos", ha señalado.
Respecto a si podrían expulsarla del grupo popular, el jefe del Consell ha dicho que "son muchas las personas" de toda España que se encuentran "en condiciones similares" a las de Sonia Castedo, por lo que ha instado a dejar trabajar a la Justicia.
También ha aseverado que el presidente del PP en la provincia de Alicante, José Císcar, ya ha hablado con la alcaldesa sobre su futuro, en una conversación en la que "quedó muy clara la línea que el partido no va consentir para las próximas elecciones".
Inquirido por si cree que será incómoda la situación que se viva la próxima semana en Alicante, cuando el lunes Castedo coincida con Felipe VI y el martes con Rajoy, en el Congreso Nacional de la Empresa Familiar, Fabra se ha mostrado convencido de que "seguro que sí se producirá porque esta situación no es agradable para nadie".
Asimismo, y preguntado por el debate del miércoles en el Congreso entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez en el que salió el nombre de Castedo, el presidente del PPCV ha respondido que "si sobre cualquier nombre que sale en un debate político tuviéramos que actuar, en Andalucía la mitad de cargos públicos del PSOE ya no estarían en sus cargo".
Alberto Fabra ha insistido en que se debe dejar trabajar a la Justicia y "lo que debe hacer la administración, y en ello nosotros somos un ejemplo, es colaborar y facilitar toda la documentación para que, sobre aquellas personas que han tenido un comportamiento irregular, caiga el peso de la ley".
INCREMENTAR LOS SISTEMAS DE CONTROL
Al respecto, ha indicado, "cabe la posibilidad, que desgraciadamente se esta produciendo, de que personas que no vienen a servir a los demás, sino a servirse a sí mismo estén dentro de partidos políticos". Por ello, "lo que tenemos que hacer es ser muy tajantes e incrementar los sistema de control", ha subrayado.
En su opinión, "tenemos que demostrar y garantizar a los ciudadanos que, en democracia y con el estado de derecho, sobre aquellas personas que hacen algo fuera de lo que es un comportamiento ejemplar y especialmente en temas de corrupción, va a caer el peso de la ley".