Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Familiares y vecinos la mujer asesinada en el Hospital de Ourense reciben a su marido entre gritos de "asesino"

Es la tercera vez que se intenta tomar declaración a Aniceto R. tras dos sesiones en las que sus respuestas fueron imprecisas
El acusado de matar a su mujer en el Complejo Hospitalario de Ourense (CHUO), Aniceto R., ha llegado a las 9,00 horas de este viernes al Juzgado de Instrucción Número 1 de Verín para declarar en relación al asesinato de su esposa. A su llegada, ha sido recibido entre gritos de "asesino" y un irónico "valiente" por parte de familiares de Isabel Fuentes y de varios vecinos de la pareja en la localidad de Pazos (Ourense).
El hombre ha llegado a sede judicial en una ambulancia procedente del Centro Penitenciario de Pereiro de Aguiar, donde pasó la noche procedente de la prisión de Alhama, en la que se encuentra ingresado. A las puertas del Juzgado le esperaban familiares de la fallecida, entre los que se encontraba su prima María Isabel López, que habitualmente reside en Andorra, así como vecinos de la pareja, que le increparon nada más bajar del vehículo.
El acusado del asesinato de Isabel Fuentes bajó por su propio pié de la ambulancia y entró de forma apresurada en el Juzgado, escoltado por miembros de la Guardia Civil y personal de la ambulancia.
Mientras, en la calle, una familiar de la mujer asesinada aseguraba que su familia lleva "bastante mal" la lentitud del proceso derivada de los continuos retrasos en la declaración del acusado, que ha alegado en varias ocasiones un delicado estado de salud.
"SE ACUERDA DE TODO"
"Dice que no se acuerda, pero se acuerda de todo", ha asegurado, a las puertas del juzgado, María Isabel López, que considera que el marido de su prima "se hace el loco" y que "lo del ictus" que le impide recordar los hechos, como alega, "es un cuento patatero".
Maria Isabel López también ha lamentado que ni la jueza ni la Guardia Civil que investigaba la primera agresión contra Isabel Fuentes, que derivó en el ingreso hospitalario donde fue asesinada, hubieran "hecho más" para protegerla.
TERCERA DECLARACIÓN
Esta es la tercera vez que Aniceto R. está llamado a declarar ante la Justicia para dar cuenta de los hechos ocurridos el pasado 8 de mayo en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense, cuando presuntamente asesinó a su esposa Isabel Fuentes clavándole un cuchillo.
La mujer se encontraba ingresada y estaba recuperándose de un fuerte traumatismo craneoencefálico que, según había relatado su marido, le habían provocado unos ladrones que habían intentado entrar en su casa la madrugada del 2 de abril.
Desde un primer momento, la Guardia Civil había descartado la tesis de una agresión por robo, ya que no habían encontrado la puerta forzada y las investigaciones apuntaban a una posible agresión por parte del marido.
Sin embargo, la jueza encargada del caso no dictó protección especial para la mujer ni una orden de alejamiento del marido, que en una visita a su esposa la apuñaló y, posteriormente, se autolesionó con la misma arma, provocándose heridas que le produjeron un ictus.
El primer intento de toma de declaración se produjo en junio de 2015, ante la magistrada de guardia de Ourense, después de haber recibido el alta hospitalaria tras casi mes en reanimación debido a las lesiones que se produjo. En esa ocasión, el hombre dijo no recordar nada ni ser consciente de haber apuñalado a su esposa y el interrogatorio tuvo que ser suspendido.
El pasado 11 de septiembre tuvo lugar el segundo intento de toma de declaración, en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Verín, a través de una pantalla de plasma. Pero, finalmente, fue suspendido debido a lo impreciso de sus respuestas del acusado.