Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo alerta de que el voto a Ciudadanos suele acabar en manos de Podemos por la "ley electoral"

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha alertado este lunes de que "un voto a Ciudadanos suele acabar, como consecuencia de la ley electoral, muchas veces en manos de Podemos".
Durante un Foro Abierto, en el Hotel Meliá Princesa, organizado por el PP de Madrid al que también ha asistido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Núñez Feijóo ha recalcado que el "voto seguro" es aquel que se sabe "por dónde empieza y dónde acaba". Así, ha explicado que el voto socialista "acaba con un pacto con Podemos", el voto de Ciudadanos "suele acabar, como consecuencia de la ley electoral, muchas veces en manos de Podemos", mientras que el voto a los 'populares' "empieza en un proyecto para el país y acaba en tener un Gobierno estable".
Para el presidente autonómico, en estas elecciones "no se elige entre dos partidos, ni siquiera entre dos gobiernos" sino entre "tener gobierno y no tener" y la única "alternativa a un gobierno estable" es el "populismo" que ya fue "desechado en la Transición". De hecho, el presidente del Gobierno tiene que ser "humilde", lo cuál, a su juicio, se consigue "con experiencia de gobierno" y no un "soberbio", ha indicado.
En esta línea, ha pedido el voto para el líder de los 'populares', Mariano Rajoy, porque es un "primer ministro humilde, contrario al ego en la política --que, según ha dicho, representan Pedro Sánchez, Albert Rivera o Pablo Iglesias-- y que ha soportado la peor situación que se ha encontrado un presidente del Gobierno". Asimismo, ha hecho hincapié en que el jefe del Ejecutivo tiene que ser alguien con "experiencia" para dar soluciones a los problemas y no aquel que "nunca han solucionado ningún problema a pesar de que dice que tiene solución para todos".
A su parecer, "hay políticos que vienen exclusivamente de la frase hueca, del eslogan rápido o de los 140 caracteres" pero "esto no es la política". "Los sarampiones se pasan y las varicelas también", ha dicho.
Para Núñez Feijóo, un proyecto de país no es "personalista, ni de egos" sino "de un conjunto de personas". "Somos un equipo, y esto va más allá de una sola persona, porque cuando no hay equipo sucede lo que ha pasado en estos últimos seis meses: cuando pones el ego por delante, el país se bloquea", ha dicho.
SI QUEDA TERCERO EL PSOE, LA DIRECCIÓN DEBERÍA MARCHASE
Por otro lado, Feijóo ha afirmado que en el debate de esta noche habrá un candidato "que puede dar cuenta de lo que ha hecho, sólo uno" y otros que sólo pueden ofrecer "eslóganes y mercadotecnia con más o menos dosis de oratoria". De Pablo Iglesias, ha apostado porque irá "a defender a su patria de la misma forma que está en Cataluña para defender la independencia".
Y en cuanto al PSOE, cree que si finalmente queda tercero como indican las encuestas será "obligado" que la dirección se marche esa misma noche. "Si el PP en alguna elección general quedase tercero entiendo que los dirigentes presentarían la disponibilidad de sus cargos esa misma noche", ha dicho.
EL SISTEMA DE ELECCIÓN DEL LIDER DEL PP ES ÚTIL
Feijóo no ha querido pronunciarse sobre si el próximo Congreso del PP debería ser abierto, es decir, elegir a su líder por voto directo de los militantes, y se ha limitado a opinar que su sistema actual, a través de compromisarios, ha sido siempre útil al PP, mientras que el del voto directo --en otros partidos-- no siempre ha funcionado.
Del Congreso del PP, ha dicho, se hablará cuando éste llegue, pero ahora el objetivo es conseguir gobernar España para ser "útiles" a los españoles. De hecho, ha hecho hincapié en que uno de los activos del PP frente a los demás partidos es su "unidad", aunque no todos estén de acuerdo en todo.
Según ha dicho, esa unidad es uno de los activos del "proyecto del PP para España" que es "común" y ha aprovechado para destacar que "lamentablemente, el PSOE lo tuvo durante mucho tiempo y ahora ya no lo tiene; Ciudadanos no es un partido para España porque ha nacido en Cataluña e intenta buscar a personas de UPYD y del PP para ir concretando sus candidaturas y por supuesto los nacionalistas no tienen ningún proyecto".
"Si fuéramos un partido de confluencias, en el que el gallego dice una cosa, la de Madrid la contraria, el de Valencia siempre distinto a Cataluña y el de Cataluña distinto a Andalucía... eso no es un partido, es un juego de tronos donde cada uno dice en su comunidad lo que le interesa para ganar unos votos", ha dicho.
Así, ha subrayado que todas las comunidades autónomas gobernadas por el PP no han dejado "ningún pufo", porque han cumplido el déficit público, "no han pedido dinero al Gobierno para llegar a fin de mes", tienen "credibilidad". "No pedimos independencia y luego después necesitamos a España que pague las facturas de los fármacos y empleados públicos", ha pronunciado en alusión a la Generalitat de Cataluña.