Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo y Touriño aparcan las diferencias y preparan el relevo de manera cordial

El presidente de la Xunta en funciones, Emilio Pérez Touriño (dcha), y el presidente electo, Alberto Núñez Feijoo, se saludan a la entrada de la residencia oficial de Monte Pío, al inicio de la reunión que mantuvieron para analizar el traspaso de poderes. EFEtelecinco.es
El presidente gallego en funciones, Emilio Pérez Touriño, y el que será su sucesor, Alberto Núñez Feijóo, han aparcado hoy las abiertas discrepancias que han mantenido en los últimos años, en su primer contacto para el relevo en la Xunta, que ambos han calificado de "cordial" y "constructiva".
Pérez Touriño recibió a Núñez Feijóo en la residencia oficial de Monte Pío, en Santiago, para conversar sobre el traspaso de poderes, un encuentro que se prolongó más de lo previsto por fuentes próximas a ambos, unas dos horas y media, en las que dialogaron especialmente de asuntos económicos, como la financiación autonómica.
Al término de la reunión, Pérez Touriño acompañó a Núñez Feijóo a la puerta, donde el futuro jefe del Ejecutivo gallego tuvo palabras de reconocimiento para su antecesor, de quien dijo que, como todos los ex presientes, es "patrimonio" de Galicia, por lo que le pedirá información y consejo.
Pérez Touriño "tiene el reconocimiento y la experiencia que puede servir al presidente nuevo para hacer una composición de lugar para cuestiones especialmente dificultosas", dijo el futuro presidente.
Después del abierto enfrentamiento político entre ambos, Núñez Feijóo señaló que ahora toca "empezar a trabajar" y que, con la información obtenida hoy y la que espera conseguir la próxima semana, confía en lograr avances para que el Gobierno "empiece a funcionar a las 48 horas" de su toma de posesión, prevista para el día 18 de abril.
En la reunión, ambos dirigentes hablaron de manera especial de asuntos económicos, como el nuevo modelo de financiación económica o la situación de las cuentas públicas de la Xunta.
A este respecto, Núñez Feijóo explicó que no se le facilitaron cifras concretas sobre el dinero que la actual Xunta considera necesario y, aunque dijo que coincide en los criterios para revisar el modelo, indicó que, por los datos que ha conocido hoy "por encima", en la propuesta no hay grandes "avances".
Pérez Touriño, señaló el próximo presidente, también le ha facilitado amplia información sobre la Ciudad de la Cultura o sobre la ejecución presupuestaria.
A este respecto, apuntó que el presidente en funciones le aportó datos globales, no por departamentos y, en cualquier caso, recordó que no se pueden comparar la ejecución presupuestaria a mes de marzo con la de agosto, mes en que se produjo el relevo hace cuatro años.
Mientras, Pérez Touriño agradeció el tono "positivo, constructivo y cordial" de su primera reunión con Núñez Feijóo, a quien ofreció una "cooperación leal" en el traspaso de poderes.
Además de repasar aspectos económicos, Pérez Touriño informó de que aprovechó la reunión para transmitir a Núñez Feijóo sus "mejores deseos y suerte en la Gobernación de Galicia" y "en la defensa de los intereses de este país".
Emilio Pérez Touriño también trasladó a Núñez Feijóo su "consideración" personal y su "disposición como presidente en funciones, en todo momento y en cualquier circunstancia" a colaborar "lealmente" en la transmisión de poderes y de responsabilidades, y "hacer lo más eficiente posible esa colaboración necesaria".
Pérez Touriño se refirió también a que en la reunión se han abordado asuntos como el dispositivo contra los incendios forestales y otro asunto importante, la ley de protección del litoral, que vence el próximo 17 de mayo.
El presidente gallego en funciones recibió poco después de las 12 del mediodía a Núñez Feijóo a las puertas de la residencia oficial, tras lo que se mantuvieron reunidos en el despacho del jefe del Ejecutivo hasta pasadas las 14,30.
Esta reunión se produce una vez constituido el Parlamento gallego resultado de los comicios electorales del pasado 1 de marzo, cuando el PPdeG se alzó con la mayoría absoluta al obtener 38 de los 75 diputados del hemiciclo gallego y tras comenzar ayer los primeros contactos entre miembros de la Xunta y de los populares.