Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo subraya que no se admiten "chantajes" y que el plan "previsible" de Rajoy es cumplir la Constitución

Afea al PSC y al PSOE de Zapatero haber dado alas a quienes quieren decidir sobre el "conjunto de la nación" desde una cámara autonómica
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha avisado este viernes a la Generalitat de Cataluña de que "no se pueden aceptar chantajes" ni "ilegalidades flagrantes" y ha afirmado que el plan "previsible" del presidente del Gobierno es "cumplir y hacer cumplir la Constitución".
Según Feijóo, la propuesta de Rajoy frente a los planes de una consulta soberanista en Cataluña "es previsible porque es un político previsible" y porque, al igual que los presidentes autonómicos, tiene "obligación" de hacer cumplir la ley. El presidente gallego participa hoy en la convención del PPC que llevará a Barcelona a ministros y 'pesos pesados' del partido, empezando por el propio Rajoy.
En una entrevista con RNE recogida por Europa Press, Feijóo se ha mostrado convencido de que "una mayoría de catalanes" están seguros de que no se puede empezar a discutir el ordenamiento jurídico español "o si un político tiene o no posibilidades de incumplir sistemáticamente el ordenamiento jurídico" o "si son negociables la Constitución y la convivencia".
A su juicio, el problema de fondo es la "incapacidad" de la Generalitat para "resolver los problemas de la sociedad catalana", que son los que tienen también otros lugares de España.
Feijóo, que ha distinguido entre el nacionalismo catalán actual y el que pactó la Constitución, considera que no hay que "echar más leña al fuego", pero sí "escuchar con tranquilidad" y decir con "contundencia" que "no se puede aceptar un chantaje" y que "las ilegalidades flagrantes no se admiten en España" de manera que "vulnerar la Constitución con un referéndum ilegal no se puede consentir".
No obstante, no cree que pueda hablarse de un "frente constitucional" integrado por PP, PSOE y Ciutadans, sino que simplemente hay "partidos políticos que asumen el Estado de Derecho". En su opinión, eso no es "ningún frente", es "cumplir la palabra dada", igual que debería hacer el presidente catalán, Artur Mas.
En este punto, ha recordado que todos los presidentes autonómicos prometen cumplir la Constitución, así que uno que "miente" y no cumple sus compromiso "es un político sospechoso".
"RESPONSABILIDAD" DEL PSOE
En cuanto al PSOE, espera que la tensión soberanista en Cataluña sirva para que este partido "se dé cuenta de su responsabilidad histórica" y vuelva a "presentarse como lo que es, un partido socialista y español" y a "encauzar" sus posiciones.
"Yo me alegro", ha afirmado, apuntando que tal vez la situación sería distinta si el PSC y el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero no hubiesen aceptado "actitudes que llevan a creer que lo que aprueben una serie de políticos autonómicos en una cámara autonómica afecta al conjunto de la nación".
Por otro lado, el también líder del PP gallego se ha referido a la situación de su partido subrayando que está gobernando "en el peor momento económico desde la Constitución de 1978", tratando de "reconstruir un edificio" que "otros" dejaron "desmoronado" y que eso da "quebraderos de cabeza".
No obstante, ha afirmado que asumen que están en el Gobierno "no para desgastar al país" sino para desgastarse ellos mismos y ha añadido que todo el partido tiene "una enorme ambición de superar la crisis".
CONFÍA EN LOS COMPROMISOS DE PEMEX
Por otro lado, ha reiterado su confianza en los compromisos adquiridos por parte la empresa pública mexicana PEMEX para adjudicar dos floteles a Navantia Ferrol y al astillero vigués Barreras: "No tengo ninguna razón para dudar de que los directivos de PEMEX incumplan una palabra e incumplan un acuerdo estratégico firmado" , ha señalado.
A su juicio, este plan presentado por PEMEX "es una gran oportunidad para los astilleros españoles y gallegos", y considera que España debe seguir trabajando en crear "una alianza estratégica con México".
CAJAS DE AHORRO Y DIMISIÓN DE ROSELL
También ha rebatido la tesis de que los problemas de las cajas de ahorro sean culpa de los presidentes autonómicas. "En algunas sí y en otras no", ha replicado, subrayando que ningún presidente gallego --ni Manuel Fraga, ni el socialista Emilio Pérez Touriño ni él mismo-- ha nombrado a ningún miembro de los consejos de las cajas gallegas.
Según su análisis, lo que pasó es que los gestores dejaron las cajas "al borde de la suspensión de pagos" porque el Banco de España y su exgobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez "miraron para otro lado". Eso sí, ha puntualizado que la Justicia y el Banco de España aún pueden hacer algo sobre la gestión, las retribuciones "fuera de mercado" y las "indemnizaciones impropias" de los antiguos gestores.
Además, ha defendido la venta de Novagalicia al venezolano Banesco por 1.000 millones de euros --frente a los 8.000 que costó su saneamiento-- recordando que otras cajas se han vendido por un euro y con esquemas de protección de activos.
Por último, respecto a la dimisión del presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, Feijóo ha mostrado su respeto a la decisión de abandonar un cargo "cuando se cree que debe de hacerse". No obstante, aunque no sabe "con exactitud qué ha pasado en el fichaje de Neymar" ni si Rosell tiene alguna responsabilidad, Feijóo ha subrayado que el fútbol también "está sometido al Estado de Derecho".