Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo detecta un "agujero" de 600 millones de euros en la Xunta

"Las cuentas no cuadran", ha sentenciado el máximo mandatario gallego tras la reunión semanal del Consello de la Xunta, en el que se analizó un informe sobre la economía gallega coordinado por la Consejería de Hacienda, Marta Fernández. A partir de este análisis, Feijóo ha advertido de que la situación financiera "real" de Galicia es "mucho peor" de lo que PSdeG y BNG dijeron antes de las elecciones autonómicas. 
Según ha explicado, el informe "inicial" realizado por su Gobierno apunta también a la existencia de "gastos no presupuestados" en varios departamentos autonómicos, aunque Feijóo ha apelado a la "prudencia" para no concretar estos "desvíos" hasta que el estudio esté "completo". Además, Feijóo ha precisado que, lejos del crecimiento económico del 1,3 % previsto por el bipartito para el presente ejercicio, los datos del Instituto Galego de Estatística (IGE) apuntan a un "decrecimiento" de 2,5 puntos. 
Para el presidente gallego, este informe inicial revela que los presupuestos aprobados por el bipartito en diciembre son "irreales", ya que al crecimiento negativo de la economía gallega hay que añadir la pérdida de unos veinte mil empleos en el primer cuatrimestre, cuando la Xunta anterior preveía el mantenimiento del empleo. Además del reajuste de los presupuestos antes del verano, la Consellería de Hacienda coordinará un "Plan de austeridad" en el conjunto de los departamentos autonómicos para "paliar en parte" la reducción de ingresos.
El "agujero" de 600 millones de euros en los ingresos de la comunidad se reparte entre 235 millones de euros que la Xunta ha dejado de recaudar por impuestos y 355 millones de euros, por otros ingresos, entre ellos los 273 del anticipo a cuenta del Estado "que no va a efectuar". Según el titular de la Xunta, a esta cantidad hay que sumar, además, las "tensiones en el gasto" detectadas en algunas Consellerías, de las que Núñez Feijóo evitó dar cifras hasta que conozca cuáles son con exactitud.
Preguntado por cómo afectará el plan de austeridad a los planes de gasto en las Consellerías, el presidente gallego aseguró que preservará el "gasto social" e insistió en que, de momento, hay 600 millones de euros menos de lo que había previsto para gastar. "La situación económica es muchísimo peor de lo que nos dijeron antes de las elecciones", concluyó Núñez Feijóo. CGS