Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo no ve "realista" decir que Galicia está mejor tras 5 años de crisis, pero esgrime que "hay más futuro"

La oposición le afea la emigración juvenil y Feijóo replica que los jóvenes "no tienen trabajo" pero se van "menos" que con el bipartito
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha reconocido que "en términos de riqueza" no es "realista" afirmar que esta comunidad, España o Europa están "mejor" tras cinco años de crisis, pero ha matizado que, pese a que continúan las dificultades económicas, los indicadores han empezado a "mejorar", antes de defender con vehemencia y en varias ocasiones que "hay más futuro" que en 2009, cuando relevó al bipartito en San Caetano.
"Hay más futuro ahora en 2014 que cuando entregaron la Xunta en 2009. No les echamos de menos, pero no el Gobierno, (sino) los gallegos y las gallegas", ha aseverado el mandatario autonómico en una sesión de control que se ha centrado en el balance de sus cinco años de mandato, que PSdeG, AGE y BNG han atacado con dureza aludiendo, sobre todo, en la pobreza, el "aumento" del paro y la situación demográfica.
Tanto el portavoz parlamentario del PSdeG, José Luis Méndez Romeu, como su homólogo nacionalista, Francisco Jorquera, y la viceportavoz de AGE, Yolanda Díaz, han afeado a Feijóo la emigración y el paro juvenil, a lo que el presidente ha respondido que Galicia es una de las comunidades con "menor flujo migratorio". De hecho, ha señalado que el año de mayor migración de jóvenes fue 2007, cuando gobernaba la coalición de PSdeG y BNG.
"Claro que los jóvenes no tienen trabajo, pero están saliendo menos que cuando ustedes gobernaban", ha sentenciado Feijóo, antes de esgrimir que en sus cinco años de gestión ha buscado huir de las políticas de "descontrol", por ejemplo, "de la deuda pública", que condujeron a Galicia y España a una situación actual en la que todavía "hay crisis".
Por ello, ha subrayado que intenta "ser realista". "No digo que Galicia, España o Europa están mejor, digo que aplicando las políticas de hace cinco años estaríamos francamente peor", ha resumido, mientras que la oposición le ha acusado de dejar "un país en declive" y ha definido sus cinco años al frente de la Xunta como la "peor" etapa en la historia de la autonomía.
"DESTITUYA A SU GOBIERNO"
En su intervención, Méndez Romeu ha criticado el "orgullo personal y partidista" de Feijóo, así como su "preocupante insensibilidad" hacia la situación que viven los gallegos por su "falta" de políticas y exceso de "ideología o dogma". Al tiempo, ha reprobado un modelo económico basado en la "devaluación" de los salarios y de las ayudas sociales, acompañada de "recortes".
También ha aludido a la "precariedad" en los contratos, el aumento de puestos de trabajo a tiempo parcial y el retorno del pluriempleo a un ritmo "cuatro veces superior" a la media de España. "Por primera vez un empleo no garantiza un nivel de vida ni huir de la pobreza", ha aseverado, para añadir que los jóvenes "emigran" y para los que se quedan sólo resta "paro y pobreza".
"Despilfarramos el capital humano y profundizamos en la crisis demográfica", ha incidido el socialista, quien ha remarcado que no hay un solo indicador "mejor" que hace cinco años y ha instado al presidente gallego a "destituir" a un Gobierno "incompetente" y a rodearse de personas que "conozcan" los problemas de los ciudadanos.
Frente a la "opinión" de los socialistas, Feijóo ha esgrimido que la "mayoría" de los gallegos decidió en las urnas no sólo "revalidar", sino aumentar su mayoría absoluta de 38 a 41 escaños y ha señalado que Galicia está entre las comunidades que "menos" ha deteriorado su economía y destruido empleo pese a la crisis económica.
"¿Qué entienden los gallegos? Que estamos cumpliendo", ha reflexionado, antes de reiterar que se mantuvo el "autogobierno" al no tener que acudir a ayudas estatales para la financiación y se "mejoraron" servicios públicos. También ha señalado que Galicia se "adelantó" en la toma de decisiones y ha dado por hecho que "la mayoría de los gallegos" no "echa de menos" al bipartito ni al Gobierno de Zapatero y cree que el cambio "mereció la pena".
BARCO GRIS PARA FERROL
En la misma línea que Méndez Romeu, la viceportavoz de AGE ha esgrimido una batería de datos económicos que ratifican el incremento del paro y de la pobreza en la Comunidad, además de denunciar que las gradas del naval están "vacías" y ha acusado al presidente de "ponerse la camiseta de la destrucción de empleo" que --ha recordado-- "tanto le preocupaba cuando gobernaba Touriño".
Esta vez, Díaz ha recurrido a Andalucía, comunidad a la que suele referirse Feijóo en las sesiones, para señalar que el porcentaje de desempleo de Ferrolterra es "superior", a lo que Feijóo ha respondido advirtiendo a la diputada de AGE que la diferencia entre ambos es que él "trabaja" por Ferrol y ella "vive a su costa". "Yo me encontré las gradas vacías del naval. Hay un flotel y habrá un barco gris, un barco de la Marina española, se lo reitero", ha recalcado.
Por su parte, Jorquera ha acudido a la metáfora para identificar a Galicia como un "barco" que está "sin capitán" porque su presidente "no tiene otro rumbo" que el de "presumir de campeón" de los recortes y "obedecer" a Madrid aceptando medidas como la reforma eléctrica o la "contrarreforma" de la administración local.
"Con ustedes, la gente está más empobrecida", ha espetado, para añadir que las estadísticas reflejan que Galicia perderá 147.000 habitantes "en los próximos diez años" y ha ironizado con que la forma de "converger" de Feijóo es la de convertir la comunidad "en un desierto demográfico" ya que "se marchan los jóvenes" y vuelven "jubilados". Al tiempo, ha bromeado con que el líder del PPdeG diga que en sus listas no irán imputados "con carácter general".
"Sólo faltaría que con carácter general sí que fueran", ha agregado, antes de incidir en que éste ha sido el "quinquenio negro" de la historia de la autonomía. Frente a ello, Feijóo ha pedido al BNG que "no intente engañar a nadie" porque los gallegos saben "leer y escribir" y le ha advertido que el bipartito dejó una Galicia que perdió 51.000 afiliados a la Seguridad Social en su último año. "Y ahora los ganamos", ha contrapuesto.
Al tiempo, ha defendido que si bien los jóvenes en la comunidad "no tienen trabajo" emigran "menos" que con el bipartito y ha argumentado que "el problema" no está en el flujo migratorio "sino en la demografía". "Si es un patriota, hable de demografía", ha retado a Jorquera.
FEIJÓO AL BNG: "¡NO NOS REPRESENTAN!"
A falta de un mes para las elecciones europeas, la discusión de la Cámara ha cobrado tintes preelectorales y el enfrentamiento se ha endurecido con afirmaciones de Feijóo como la relativa al sector financiero gallego, cuando acusó a socialistas y nacionalistas de haber dejado a Galicia "sin entidades financieras", lo que provocó el malestar de las filas de la oposición cuyos portavoces le replicaron, sucesivamente, que la venta de Novagalicia Banco se formalizó en su mandato.
En cualquier caso, el presidente también ha exigido al PSdeG que exponga su alternativa, al tiempo que esgrimía la reducción de 50.000 millones de euros de gasto público del Gobierno de Hollande en Francia, además de criticar las propuestas electorales de AGE por llevar a "más paro" --con el cierre de Reganosa, por ejemplo-- o la "república gallega" del BNG.
Al BNG le ha echado en cara, sobre todo, su coalición con Bildu para las europeas, una cuestión que ha asegurado "lamentar" como gallego. "¡No nos representan!", ha transmitido a los nacionalistas.