Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández Díaz no cree que haya corrupción generalizada, sino que están aflorando casos pasados "todos al mismo tiempo"

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha subrayado este lunes que los casos de corrupción que están apareciendo son "del pasado", y que al salir "todos en el mismo momento da la sensación de un estado de corrupción generalizada que no se corresponde con la realidad del país".
En una entrevista en 'Los Desayunos de TVE' recogida por Europa Press, Fernández Díaz ha dejado claro que comprende y comparte la indignación ciudadana por la corrupción y entiende incluso que lleven a "desafección" respecto de la política.
De hecho, ha admitido que los casos que han aflorado demuestran que "por desgracia" se está viendo que "había mucha" corrupción. "El estado de moralidad pública en el pasado no es el que debería haber existido", ha reconocido.
No obstante, cree que se está respondiendo a ellos "adecuadamente", con medidas legales y también con las actuaciones de la fiscalía y la Justicia. Además, confía en que la "conciencia social" sirva de "vacuna y de antídoto para que no se vuelvan a vivir situaciones similares" a la actual.
Eso sí, Fernández Díaz asume que siempre habrá casos individuales --"todos estamos hechos del mismo barro", ha dicho-- y ha añadido que "ante determinadas tentaciones para eso están las leyes".
El titular de Interior ha enumerado varios de estos casos, mencionando en concreto el del histórico sindicalista asturiano de SOMA-UGT José Ángel Fernández Villa, los ERE en Andalucía y el caso de las tarjetas de Caja Madrid y Bankia, y ha aludido también a Cataluña, sin referirse a ningún caso concreto.