Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández Díaz justifica la falta de prevención porque el ataque ultra a Blanquerna era "poco previsible"

Destaca que también hubo quema de fotos del Rey y banderas en la 'Vía catalana' aunque reconoce que "pacífica".
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha destacado este miércoles que el ataque a la sede de la Generalitat de Cataluña en Madrid, era algo "tan inesperado y poco previsible" que por ello el acto que se celebraba allí con motivo de la Diada no contó con un dispositivo de prevención.
Así lo ha destacado en el Pleno del Congreso, en respuesta a la pregunta de la diputada socialista Teresa Cunillera, que ha preguntado por qué no había ningún dispositivo de prevención policial en el acto institucional de celebración de la Diada en la Delegación de la Generalitat en Madrid.
Fernández Díaz, quien se ha sumado a la condena que efectuó la Cámara la pasada semana respecto a estos "hechos vandálicos", ha indicado que el actual clima político con Cataluña "no nació" el día de la Diada, sino que se lleva "mucho tiempo con un clima político como este", que el propio ministro ha preferido "no describir".
Por ello, ha indicado que "jamás" se había producido ningún incidente de este tipo, que era "tan poco previsible" para los propios organizadores que ni comunicaron la celebración del mismo a la Delegación de Gobierno.
En su opinión, en lugar de pensar en por qué pasó, el ministro recomienda valorar la respuesta de la policía, que fue "determinante y ejemplar", con detenciones a las pocas horas.
Por último, ha recordado que ha estado en contacto desde que aconteciese el ataque tanto con el delegado del gobierno de Cataluña en Madrid, Josep María Bosch, como con los diputados de CiU que estaban en el acto y con el consejero de Interior, Ramón Espadaler.
EL GOBIERNO TIENE "RESPONSABILIDAD"
Para la diputada socialista, quien ha destacado que se "alegra" del buen entendimiento que tienen CiU y PP en Madrid y que espera que lo apliquen también en Cataluña, ha afirmado que le parece "curioso" que el ministro diga que no se podía prever, cuando en Cataluña fue multitudinaria, hubo muchos actos y millones de personas por las calles, por lo que tiene que "hacerle pensar" el hecho de que solamente se produjera un hecho violento en Madrid.
Ha recriminado al ministro que su Gobierno "ha brillado por su ausencia condenando los actos de jóvenes cachorros políticos sacando a pasear símbolos franquistas", y ante la actuación de la delegada del Gobierno en Cataluña, María de los Llanos de Luna, que el pasado mes de mayo condecoró "a alguien que desfiló al lado de lo peor de la intolerancia y bajo las mismas banderas de los que atacaron Blanquerna".
Asimismo, Cunillera ha destacado que el Gobierno "tiene responsabilidad", y por ello espera recibir una explicación de por qué fue posible un ataque de ese tipo.
VÍA "PACÍFICA"
Por su lado, el ministro ha indicado que si bien ha reconocido que la 'Vía Catalana' fue "absolutamente pacífica" no puede decir que solamente se produjeron hechos violentos en Madrid, porque se produjeron hechos vandálicos en Barcelona, como la quema por encapuchados de una fotografía del Rey y de banderas de España, Francia y de Europa, sin que todavía no haya sido identificado ni detenido ninguno de los autores.
Por último, el titular de la cartera de Interior ha destacado que este jueves comparecerá a petición propia, en Comisión para informar sobre todos los detalles del suceso.