Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández cree que, pese a los "problemas" en la Ponencia de Paz, es posible "un acuerdo a cuatro de mínimos"

Dice que "lo único que necesitamos" en el desarme de ETA es que "sea cuanto antes y que sea serio"
El responsable de la Secretaria de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, ha asegurado que, pese a que puedan surgir "problemas" en la Ponencia de Paz y Convivencia, "se va a superar con un poco de perspectiva y de altura de miras". Asimismo, ha defendido la necesidad de "un acuerdo de mínimos entre las cuatro tradiciones políticas" que "se va a conseguir".
En una entrevista concedida a ETB, recogida por Europa Press, se ha pronunciado de este modo en relación a las diferencias suscitadas en relación a la Ponencia de Paz y Convivencia del Parlamento vasco, después de que el PSE-EE solicitara que se pospusiera la reunión prevista inicialmente para el próximo día 13.
Fernández ha asegurado que, por su parte, el Gobierno vasco va a propiciar "una salida constructiva a esta problemática o a cualquier otra que se plantee" y, según ha apuntado, "lo va a hacer mediante el diálogo". "Con estas dos claves, habrá reunión o no habrá reunión, se retrasará o no se retrasará, pero le daremos cauce y salida a la necesidad que tiene esta sociedad hoy de buscar puntos de entendimiento en materia de convivencia", ha asegurado.
Tras considerar que "no resulta fácil saber el motivo" por el que el PSE ha pedido el retraso de la reunión y "lo mejor" es que los propios socialistas "aclaren" su postura, ha incidido en que es preciso "mirar al futuro sin miedo" y tener en cuenta que "venimos de una situación que era mucho peor".
"Vamos a una situación mejor. Tenemos que dejar fuera los miedos que arrastramos del pasado y mirar al futuro sin miedo, con tranquilidad y sabiendo que el momento histórico en el que estamos, la sociedad que tenemos, nos reclama soluciones constructivas y lo tenemos que hacer mediante el diálogo entre todos", ha insistido.
De este modo, ha pedido que "la gente esté tranquila" porque, aunque "una semana habrá un problema y otra semana habrá otro problema, pero con un poco de perspectiva y de altura eso se va a superar".
El secretario de Paz y Convivencia ha considerado que "este país necesita un acuerdo a cuatro, de las cuatro grandes familias políticas", para "pensar en el día siguiente".
Frente a quienes apuestan por "un acuerdo a dos, los nacionalistas por un lado y los no nacionalistas por otro", y a los que abogan por "un acuerdo a tres y que la izquierda abertzale quede fuera", ha defendido que cualquiera de esos escenarios es "un mal escenario" y ha insistido en que "hay que pensar cuál es la consecuencia el día siguiente, en el mundo educativo, en nuestra juventud, en la convivencia en los pueblos".
De este modo, ha insistido en la necesidad de "un acuerdo de mínimos entre las cuatro tradiciones políticas para que efecto al día siguiente sea un efecto sano, para tener una sociedad sana, que cure las heridas del pasado". "Y lo vamos a conseguir. Nos va a costar más o menos. Y la ponencia es un instrumento para eso, porque pueden estar las cuatro grandes familias", ha apuntado.
En este sentido, ha señalado que, si un momento determinado "están dos, será una estación intermedia" y ha cuestionado "cómo no vamos a ser capaces todos de poner en común unos mínimos en materia de ética para la convivencia" si se alcanzan acuerdos entre PSE y Bildu sobre los presupuestos guipuzcoanos o el PP puede "trabajar de la mano" de la coalición abertzale en temas como la capitalidad cultural.
"Lo vamos a conseguir sin ninguna duda, no porque yo sea optimista, sino porque la sociedad y el momento histórico lo reclaman", ha añadido Fernández, que ha dicho observar en el PP declaraciones que "no cierran una puerta a una posibilidad de ese trabajo compartido" en la Ponencia.
En cuanto al Plan de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, ha asegurado que "habrá plan en noviembre" siguiendo el trámite correspondiente, en el que se intentará incorporar todas las alegaciones presentadas que "sea posible" para que "no sea sólo un plan de Gobierno" y recoja las "aspiraciones de grupos parlamentarios o sociales".
DESARME "SERIO"
Asimismo, Fernández ha resaltado que, aunque el proceso de paz esté "de alguna manera" parado, la sociedad "no está parada" y "mira hacia adelante y avanza hacia una normalidad de su convivencia".
A su entender, el desarme de ETA es "uno de los puntos de inflexión en el proceso" porque "certificaría que esto es irreversible y definitivo" y, además, es "una necesidad" para "una parte muy importante" de la sociedad. "Creo que, por el propio peso de la evolución de las cosas, el desarme se va a producir, en tres, seis o nueve meses, pero se va producir", ha opinado.
En este sentido, ha señalado que desconoce si se están dando "pasos concretos", pero sí se dan "reflexiones para la búsqueda de soluciones en esta materia del desarme", que ha confiado en que "den resultado".
Por su parte, ha dicho considerar "factible" cualquier escenario de desarme que "sea serio", dado que "lo único que necesitamos es que sea cuanto antes y que sea serio", con independencia de que ante quién se haga.
Finalmente, se ha referido a la Conferencia de Paz que se celebrará el próximo mes en San Sebastián y ha indicado que el Gobierno "tiene una disposición favorable" a este tipo de iniciativas, a la espera de "conocer más datos" sobre el detalle de esta iniciativa.