Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernando Maura (UPyD) censura la destitución de Sosa Wagner y cuestiona la "legitimidad" de la dirección para hacerlo

El eurodiputado de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) Fernando Maura no comparte la decisión del Consejo de Dirección del partido de destituir a Francisco Sosa Wagner como portavoz en el Parlamento Europeo y ha cuestionado la "legitimidad" de este órgano para tomar esa medida, ya que fue elegido por los afiliados mediante un proceso de primarias.
"La legalidad que puedan invocar no es asociable a la legitimidad", ha explicado a Europa Press recordando que Sosa Wagner fue elegido cabeza de lista de la candidatura de la formación magenta del pasado 25 de mayo en unas primarias en las que consiguió el 60 por ciento de los apoyos frente a otros 41 competidores.
A su juicio, esto hace que la legitimidad para retirarle del puesto la tendrían también los afiliados. "No era jefe de la delegación de UPyD en el Parlamento Europeo por decisión del Consejo de Dirección --ha argumentado--. Tendría que haber habido una consulta a toda la base del partido".
Fernando Maura ha reconocido que le ha sorprendido "desagradablemente" la noticia que la dirección de la formación anunció este miércoles y no cree que sea "en absoluto lógica", ya que ni siquiera consultó con sus cuatro eurodiputados en la Eurocámara.
NO DEJARÁ UPyD
Sin embargo, pese a sus discrepancias, ha asegurado que no se plantea abandonar las filas de UPyD, ya que considera que el manifiesto fundacional con el que nació el partido hace siete años "es hoy más necesario que nunca".
Maura comparte la necesidad de plantear un cambio en la sociedad que llegue desde dentro de las instituciones y ha aprovechado para volver a apoyar un pacto con Ciudadanos, para así poder defender "con una sola voz" esta postura en las instituciones.
El eurodiputado manifestó públicamente su apoyo a Sosa Wagner tras la polémica generada por el artículo en el que pedía un pacto con el partido de Albert Rivera y acusaba a la dirección de prácticas "totalitarias". Y tampoco participó en la reunión a la que la dirección convocó a sus cuatro eurodiputados y que ha acelerado la destitución de Sosa Wagner.