Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fini dice que el PDL no existiría sin la "lúcida locura" de Berlusconi

El presidente de la Cámara de los Diputados italiana, Gianfranco Fini (d), estrecha la mano del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi (i), tras su intervención en el segundo día del Primer Congreso Nacional del partido de centro- derecha italiana 'Popolo della Liberta', en Roma, Italia. EFEtelecinco.es
El presidente de la Cámara de los Diputados italiana, Gianfranco Fini dijo hoy que el nuevo partido del Pueblo de la Libertad (PDL) no existiría sin "la lúcida locura que a veces parece guiar al primer ministro" italiano, Silvio Berlusconi.
Durante la segunda jornada del congreso de constitución de la coalición gobernante como partido político, Fini, número dos del PDL, aseguró también que esta formación "no es un Forza Italia (el partido fundado por Silvio Berlusconi) ampliado, sino un gran movimiento hijo del patrimonio de todos aquellos que lo componen".
Fini agradeció a Berlusconi haber creído en el PDL "cuando era difícil" hacerlo y afirmó que el partido no existiría sin la lúcida locura que a veces parece guiarlo".
A través de este reconocimiento a Berlusconi, Fini - hasta este congreso líder de la derechista Alianza Nacional, ahora integrada en el PDL- defendió la sintonía que existe dentro de lo que ha sido la coalición gobernante y agradeció al primer ministro que haya puesto fin a las "maliciosas" interpretaciones que apuntaban a una división entre ambos.
Asimismo, Fini se refirió a los retos que deberá afrontar el PDL en esta nueva etapa y señaló la necesidad de "construir la Italia que vendrá".
En esta línea, se refirió a la posibilidad de que Italia vaya hacia un sistema bipartidista como el que existe en Estados Unidos, aunque dijo desconocer si existen la condiciones necesarias para ello y abogó por que el PDL puede incluir en su debate interno cómo debe comportarse ante esta posibilidad.
El presidente de la Cámara de los Diputados hizo alusión además al tema de la inmigración e invitó al PDL a asumir este nuevo reto, al tiempo que subrayó que "no se debe temer a los extranjeros" y que es necesario entender que "cada vez más Italia estará formada por ciudadanos de color y con rasgos orientales".
Asimismo, comentó que es necesario establecer "nuevos caminos para obtener la nacionalidad italiana" y recordó que "un enfermo o un niño, son en primer lugar personas y después inmigrantes" y advirtió de que, si esto no se tiene en cuenta, se corre el riesgo "de alimentar la xenofobia".
Otro de los ejes centrales del discurso de Fini fue la necesidad de abrir una "nueva etapa constituyente" con el objetivo de "evitar una polémica continua" entre los diferentes cargos institucionales del Estado que defienden la Constitución y el Gobierno, que "justamente" pide más poder de actuación.
Fini se refirió además a la izquierda italiana y europea, sobre la que dijo que sufre "una verdadera crisis de ideas y de sus valores de referencia".