Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pide investigar por injurias a la Corona la pitada al himno en el Camp Nou

Cree que hubo también un delito de ultrajes a España y que la Audiencia Nacional es competente para investigarlo
La Fiscalía ha informado a favor de la competencia de la Audiencia Nacional para investigar por un posible delito de injurias al Rey y a los símbolos o emblemas de España la pitada al himno de España que se produjo durante la final de la Copa del Rey celebrada el pasado 30 de mayo entre el Fútbol Club Barcelona y el Athletic Club de Bilbao, según han informado a Europa Press fuentes jurídicas.
El Ministerio Público se ha pronunciado así después de que un juzgado de instrucción de Barcelona se inhibiera a favor de la Audiencia Nacional al considerar que los hechos podrían constituir un delito contra el titular de la Corona.
La Fiscalía considera que los silbidos de la final del torneo pueden tipificarse en el artículo 490.3 del Código Penal, que castiga las injurias al Rey en el ejercicio de sus funciones con una pena de seis meses a dos años de prisión si fueran graves, y con una multa de seis a doce meses en caso de no serlo.
A su juicio, la pitada constituye también el delito previsto en el artículo 543 del Código Penal, que castiga las "ofensas o ultrajes a España, a sus comunidades autónomas o a sus símbolos o emblemas, efectuados con publicidad", con una multa de siete a doce meses de prisión.
DENUNCIAS DE MANOS LIMPIAS Y VOX
Manos Limpias se querelló el pasado junio en los juzgados de Barcelona contra el club azulgrana y el Athletic por un supuesto delito de ultraje a España y otro contra los derechos fundamentales al considerarles "responsables directos" de la "masiva y sonora pitada" de la competición copera.
Se dirigió también contra varias entidades como cooperadoras necesarias que, en su opinión, facilitaron los silbatos y promovieron la "humillación, vejación y odio a las instituciones y sociedad española en su conjunto". Pidieron citar como testigo al presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar.
Por su parte, VOX presentó en junio una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra las organizaciones que promovieron la pitada al himno nacional por presuntos delitos de ultraje a la bandera, contra el orden público, provocación al odio por razón de origen nacional, injurias a la Corona y delitos relativos a los derechos fundamentales y libertades públicas.
El partido interpuso su denuncia contra Santiago Espot, de Catalunya Acció; el sindicato catalanista CADCI; Sobirania i Progrès; International Comission of European Citizens (ICEC); Fundació President Macià; Ara o Mai!; Catalunya diu Prou; Casal per la Llibertat ila Independència de Catalunya (CLIC); Societat Catalana de Lliure Opinió (SOCALL); Moviment de Cultura Popular 'El Socrat'; Jordi Fornas, de Units per Declarar la Independència de Catalunya (UPDIC); y Carme Forcadell, por parte de la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC).
El responsable jurídico de VOX, Javier Ortega-Smith, destacó que la pitada implicó "un atentado contra la unidad de España y sus símbolos, discriminando o dividiendo a los españoles por razón de origen nacional, cuyo ultraje implica directamente una afrenta y un perjuicio a todos los españoles".