Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fiscalía abre diligencias penales para investigar seis facturas que el Ayuntamiento de Valencia pagó por la Japan Week

Ribó denuncia "fraccionamiento de facturas" para evitar el concurso público, acusa a Alcaldía de "prevaricar" y aporta más documentación
La Fiscalía Provincial de Valencia ha abierto diligencias de investigación penal y ha designado fiscal instructor para investigar seis facturas, cuyo importe global asciende a 62.000 euros, que el Ayuntamiento de Valencia pagó a cuatro empresas --Trasgos SL, Tannhäuser, Cuco Comunicación y Construcciones Payá-- vinculadas entre sí con los mismos socios, Antonio Puig y Vicente Peris, mismo administrador e idéntico domicilio fiscal, por diferentes conceptos relativos a la organización de la Japan Week celebrada en la ciudad en 2012.
Así lo ha dado a conocer este viernes el portavoz de Compromís en el consistorio, Joan Ribó, quien ha recordado que fue su grupo el que el pasado mes de febrero presentó ante Fiscalía estas facturas, para que valore si, como denuncia esta formación política, hubo "fragmentación de facturas" con la intención de evitar concurso público competitivo y si se ha cometido un "posible delito de prevaricación".
Ribó ha anunciado también que el pasado mes de marzo, --antes de conocer la decisión de Fiscalía--, Compromís ha aportado nueva documentación sobre la Japan Week, entre las que se encuentra el expediente de contratación del evento y hasta 20 facturas a abonadas a empresas que se encargaron de diferentes conceptos en su organización.
La Japan Week costó un total de 203.171 euros, de los cuales 152.000 euros se pagaron a servicios externos del Ayuntamiento y de ellos, 62.000 euros, es decir el 40%, a las cuatro empresas citadas: Trasgos SL, Tannhäuser, Cuco Comunicación y Construcciones Payá.
El Consistorio valenciano "conoce perfectamente a estas empresas, dado que ha estado contratando con ellas en diversas ocasiones durante los últimos años, son proveedores habituales, ha asegurado Ribó, quien ha apuntado que la decisión corresponde a Relaciones Institucionales, servicio que "depende directamente de Alcaldía". "No es un tema de los técnicos", es de responsabilidad política y no vale utilizarlos como escudo", ha advertido.
FACTURAS "LLAMATIVAS"
A su entender se trata de "empresas tapadera" y ha destacado varios detalles que le resultan "llamativos" en las facturas aportadas, como por ejemplo que dos de estas empresas, --Tannhäuser y Construcciones Payá-- tengan al Ayuntamiento como "cliente único", como si fueran "empresas dormidas y despertadas para poner en marcha posibles fraccionamientos de facturas". Por su parte, en el caso de Trasgos, de las 50 facturas que emitió en 2012, "al menos la mitad son para el Ayuntamiento de Valencia".
Del mismo modo ha hecho hincapié en el hecho de que seis de las facturas aportadas son anteriores al 25 de julio, fecha del expediente de la Japan Week. "Es curioso que se pague antes de abrir el expediente", ha hecho notar.
En la documentación, se observa también el pago de 14.600 euros a una empresa para buscar patrocinadores pero no parecen "ningún ingreso de patrocinadores, a excepción de 3.6000 euros de una empresa japonesa", ha precisado, de modo que, "o ha habido un fallo y no se han detallado" estos ingresos o es "imbécil" pagar más de 14.000 euros para obtener 3.000, ha ironizado.
No obstante, en el cartel de la Japan Week se cuentan los logos de hasta 24 patrocinadores "¿dónde ha ido a parar su dinero?", se ha preguntado Ribó.
En la misma línea, el edil ha resaltado una factura por más de 16.000 euros a Construcciones Payá para material técnico de sonido para una evento en el Palau de la Música, un espacio que, según Ribó, "ya tiene buen equipo de sonido".
Por último, a preguntas de los medios, el portavoz de Compromís ha puesto de manifiesto sus "sospechas" sobre la proximidad de estas empresas y con el caso Gürtel, aunque ha matizado que de momento es algo que no puede demostrar. Lo que sí hay, ha dicho, son datos de que estas empresas han facturado para el PP en actos de campaña,