Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía pide para Rubén Castro 4 años de cárcel por maltratar a su expareja

El Betis tira de Rubén Castro (0-1) ante el LevanteEFE

El jugador del Betis, Rúben Castro, se enfrenta a cuatro años de cárcel por presuntamente maltratar continuadamente a su expareja. Y es que la Físcalía de Sevilla ha elevado la petición de condena para el futbolista, de la que se tendrá que defenderse en un jucio oral. 

La Fiscalía de Sevilla ha elevado de dos años y un mes a cuatro años de cárcel su petición de condena para el futbolista del Real Betis, Rubén Castro, por el presunto maltrato a su expareja, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.
Inicialmente el ministerio público pedía para el delantero dos años y un mes de prisión, petición que finalmente ha elevado después de que la Audiencia Provincial de Sevilla en febrero dictara una resolución en la que ampliaba los cargos contra Rubén Castro y le atribuía nuevas agresiones contra la víctima.
Una patada en el estómago o causarle un hematoma en el ojo izquierdo son los dos ataques físicos que podrían constituir un nuevo delito de maltrato habitual, ya que "el uso de la violencia como método de imposición y de sometimiento de la voluntad ha sido reiterado y no aislado".
En el nuevo escrito de acusación elevado al Juzgado de Violencia de la Mujer de Sevilla, la Fiscalía pide para el jugador un año y tres meses de prisión por un presunto delito de malos tratos habituales; nueve meses de cárcel por un presunto delito de amenazas leves en el ámbito familiar, y, por último, cuatro meses de cárcel por cada uno de los seis presuntos delitos de maltrato en el ámbito familiar por los que se ha abierto juicio oral.
Testimonio de una amiga de la víctima
 En este caso, la Audiencia se basa en los testimonios prestados por dos amigas de la víctima, "a las que la denunciante ha contado en ocasiones las agresiones que ha sufrido y han podido comprobar cómo ésta tenía señales en su cuerpo compatibles con agresiones".
Además también se fundamenta en una fotografía de esa misma fecha en las que se observa las consecuencias de las agresiones. Pruebas "que permiten considerar que existen indicios suficientes para sustentar la imputación por ese incidente".
"Aunque los testigos no presenciaron las agresiones, sí aportan datos periféricos y circunstanciales que en este momento procesal son suficientes para permitir incorporarlos al relato de hechos", así lo señala el auto de procedimiento abreviado dictado el 19 de noviembre de 2014 y confirmado por la juez el 13 de abril de 2015.