Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía se opone a indultar a los policías condenados por el chivatazo a ETA

La Fiscalía de la Audiencia Nacional se ha opuesto al indulto solicitado por el exjefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamies y el inspector José María Ballesteros, condenados a una pena de un año y medio de prisión y cuatro de inhabilitación por dar el chivatazo a ETA que se produjo en el bar 'Faisán' de Irún (Guipúzcoa).
En un escrito firmado por el fiscal jefe Javier Zaragoza, el Ministerio Público considera que la condena impuesta a ambos agentes no resulta "despropocionada" teniendo en cuenta la naturaleza y circunstancias de la infracción cometida.
En su petición de indulto, el comisario Enrique Pamies recordó que ha "consagrado" toda su vida a "erradicar" el terrorismo, habiendo participado en la desarticulación de más de medio centenar de comandos etarras, grupos de kale borroka y marcas sucesoras de Batasuna. De hecho, tuvo un papel preponderante en la desencriptación de los 'papeles de Susper', que llevaron a la detención de más de 150 personas en diferentes operaciones.
Tanto él como Ballesteros pusieron de relieve que han dedicado toda su vida a la lucha antiterrorista y han sacrificado su vida familiar y personal al bien común y a la desaparición del terrorismo.
Su condena, confirmada por el Tribunal Supremo, a un año y medio de cárcel y a cuatro de inhabilitación por un delito de revelación de secretos, se encuentra suspendida a la espera de la resolución de su solicitud de indulto. Ambos fueron considerados culpables del chivatazo a la red de extorsión de ETA, que se produjo en el bar 'Faisán' de Irún el 4 de mayo de 2006.