Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El tercer detenido en Francia es José Lorenzo Ayestarán Legorburu

El tercer detenido en la región normanda de Cahan (Francia) junto al máximo responsable de ETA, Ibon Gogeaskoetxea y Beñat Aguinagalde es José Lorenzo Ayestarán Legorburu, según fuentes de la lucha antiterrorista. Ayestarán vivió durante años en Venezuela.
José Lorenzo Ayestarán Legorburu, alias 'Basari' y 'Fanecas', nacido en Lezo (Guipúzcoa) hace 52 años, es uno de los últimos integrantes de una generación de terroristas que se beneficiaron de la Ley de Amnistía del 77 y que se marcharon a países de Sudamérica tras años de intensa actividad criminal en España. 
Se trata por tanto de uno de los veteranos terroristas, que como José Luis Eciolaza Galán, alias 'Dienteputo' en los últimos años habría vuelto a integrarse en las filas de ETA y a ocupar cargos de confianza para reforzar una banda acosada por los éxitos policiales.
En concreto, Ayestarán Legorburu vivió durante años en Cumaná un región del Estado de Sucre (Venezuela) y en varias ocasiones se había solicitado su extradición sin que ésta llegara a producirse. Se benefició de la Ley de Amnistía, para a continuación integrarse en el "comando Axulari". Consiguió huir de la policía española al ser descubierto en febrero de 1979, después formó parte del "comando Araba", cometiendo numerosos atentados como miembro de ambos comandos.
La Audiencia Nacional tiene dictadas varias órdenes de búsqueda y captura contra él en, al menos, diez sumarios. Sus primeros crímenes se enmarcan en el año 1980, donde se le atribuye el asesinato del jefe de los Miñones de Alava, Jesús María Velasco, el 10 de enero; el asesinato del comandante del Ejército Eugenio Lázaro Valle, jefe de la Policía Municipal de Vitoria, el 13 de marzo y el asesinato de los guardias civiles José Vázquez Plata, Avelino Palma Brioa y Angel Prado Mella en Salvatierra (Alava), el 4 de octubre.
Este terrorista continuó esa intensa actividad criminal en los años posteriores. Así, el 16 de julio de 1982 está acusado de asesinar al delegado de Tabacalera en Vizcaya, Alberto López Jaureguizar y el 22 de septiembre al brigada de Marina Emilio Fernández Arias en Erandio (Vizcaya).
Ya en 1983 se le atribuyen los asesinatos de Domingo Javier García González, propietario del bar 'Nicolás' de Algorta (Vizcaya); del agente de Policía Nacional Francisco García San Miguel en Sopelana (Vizcaya), el 13 de julio y el asesinato del ex legionario Angel Martínez Trelles en Bilbao, el 9 de noviembre de 1983.