Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia asegura que perseguirá "sin complacencia" a los agresores del camión español de frutas y verduras

La Embajada de Francia en España ha condenado la destrucción del cargamento de frutas y verduras que transportaba un camión español el pasado 2 de febrero hacia Austria y ha asegurado que los responsables de dicho acto "serán perseguidos sin complacencia".
El pasado día 2 de febrero un camión español cargado con frutas y verduras que viajaba en dirección a Austria fue atacado cerca de la ciudad francesa de Arles, donde los agresores destruyeron íntegramente todo el cargamento.
Ante este tipo de actos, el Gobierno español ha trasladado oficialmente su protesta a las autoridades francesas. Poco después, la Embajada de Francia en España ha publicado un apunte en su cuenta oficial de Twitter en el que no sólo ha condenado este hecho sino que también ha asegurado que "los responsables serán perseguidos sin complacencia".
"Absoluta condena de la destrucción del cargamento de un camión español en el sur de Francia. Los responsables serán perseguidos sin complacencia", dice el tuit escrito por las autoridades galas.
QUEJAS FORMALES DE ESPAÑA A FRANCIA
Por su parte, el departamento que dirige José Manuel García-Margallo ha manifestado su "preocupación" por estos hechos, ya que, como ha hecho hincapié, suponen una "flagrante violación del principio de la libre circulación de mercancías entre los Estados miembros, además de otros principios básicos en la Unión Europea, referidos a la propiedad y seguridad de los bienes y de las personas".
Además, ha instado a las autoridades francesas a que adopten "todas las medidas que resulten oportunas" para garantizar "uno de los principios básicos de la Unión Europea" como es la libre circulación de personas y mercancías, pues no es la primera vez que el Gobierno español protesta sobre esta materia.
En julio de 2015, España se quejó formalmente de que varios camiones españoles han sufrido agresiones similares a su paso por Francia.