Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gabilondo plantea que el coste de la matrícula universitaria dependa del nivel de renta

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, en una imagen de archivo. Foto: EFEtelecinco.es
El titular de Educación, Ángel Gabilondo, apostará por fijar en el futuro una cantidad económica para que los alumnos universitarios que tienen posibilidades "abonen el precio de una matrícula de un modo razonable", pero también para conseguir que "nadie se quede sin ir a la universidad porque no tiene medios económicos", por lo que será necesario, ha dicho, reforzar el sistema de becas.
El ministro hizo estas declaraciones tras una reunión conjunta de rectores y representantes de las comunidades autónomas, y antes de presidir la Conferencia General de Política Universitaria. En ambas reuniones se debatió, entre otros asuntos, sobre el nuevo modelo de financiación universitaria, el futuro Estatuto del Estudiante, y la estructura y el concepto del doctorado.
El ministro insistió en no disociar el debate sobre las tasas universitarias del relativo a las becas ni del relativo al rendimiento escolar o académico o del futuro sistema de financiación universitaria. "Lo que nos interesa es que nadie, por su capacidad económica o social, se quede fuera de los estudios", ha dicho Gabilondo, pero ha apuntado que "para eso, hay otros que sí tienen más facilidad para poder pagar de una determinada manera el importe de sus estudios".
El ministro ha defendido el esfuerzo público para costear la educación, "pero queremos sobre todo favorecer al que tiene más necesidad", y ha defendido por ello incrementar las becas, tanto en cantidad como en modalidad. Ha defendido como ejemplo la posibilidad de que una beca permita compatibilizar estudios universitarios y trabajo.
"Si todos los ciudadanos, muchos de los cuales no pueden ir a la universidad, están colaborando con esfuerzos, para que haya gente que estudie, lo que tenemos que pedir al que tiene el privilegio o el derecho de estudiar es que responda también al esfuerzo que hacemos todos", ha dicho.
En cualquier caso, según Gabilondo, ninguna medida de estas características entraría en vigor antes del año 2013, y descartó con rotundidad una subida de tasas en función de la renta a partir del próximo curso.

El titular de Educación aclaró que el horizonte temporal con el que se está planteando la UE la revisión del modelo de financiación universitario se sitúa en el año 2020, aunque con plazos intermedios que situó en el año 2013 y en el 2015. IM