Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Galicia cree que las CC.AA. deben lograr "credibilidad" para "recuperar su justificación" como administración

La oposición vota en contra del techo de gasto y acusa al Gobierno gallego de no priorizar a los sectores más desfavorecidos
"Las comunidades debemos hacernos acreedoras de una credibilidad que nos permita recuperar ante la ciudadanía, Gobierno central, España, Europa y los mercados nuestra justificación como administración pública territorial". Así lo ha manifestado la consejera de Hacienda, Elena Muñoz Fonteriz, en la presentación del techo de gasto, que asciende a 8.481 millones euros.
Durante la presentación del límite presupuestario en la sesión plenaria, la consejera de Hacienda, que pidió el apoyo de los grupos a la medida, consideró que "llegó el momento de hablar de hechos" y remarcó que "todos deben contribuir a revertir la situación actual". "A esto lleva contribuyendo Galicia en los últimos años, los esfuerzos son grandes, pero no hacerlos sería de enorme irresponsabilidad y este Gobierno no podrá ser acusado de no hacer lo que se debe", ha apostillado.
Mientras, los grupos de la oposición votaron en contra de refrendar este tope de gasto advirtiendo de las consecuencias sociales que están teniendo las "prioridades" marcadas por el Gobierno central. "Estamos a favor del rigor y de la estabilidad presupuestaria, pero con el objetivo de mejorar las condiciones de vida, especialmente, de los más afectados por la crisis", arguyó el diputado socialista Abel Losada; mientras que el parlamentario nacionalista Carlos Aymerich acusó a los populares gallegos de "querer volver a 2005, a la época de Fraga".
Así las cosas, Elena Muñoz ha reconocido que el objetivo de déficit del 0,7 por ciento del PIB es "sin duda, muy exigente" para las comunidades autónomas y "puede ser discutible su distribución" entre ellas. "Pero estamos en una situación en la que debemos actuar con máxima responsabilidad y este gobierno es responsable, lo hizo con el anterior y lo está haciendo con el actual", ha remarcado.
Por ello, y tras asegurar que la "priorización programa a programa" supone "la mejor de las garantías", ha pedido el "apoyo" para este techo de gasto que --ha manifestado-- está construido sobre "bases sólidas, realistas y prudentes que permitirán presentar en octubre unos presupuestos útiles para esta comunidad".
"ESTRANGULAR A LAS COMUNIDADES"
Por su parte, el portavoz parlamentario del PSdeG, Abel Losada, calificó este techo de gasto de "arma de engaño masivo" y ha advertido de que "la gente de la calle está absolutamente desesperada y las condiciones laborales y sociales son extremadamente duras".
Además, afirmó que "los datos reales son otros" a los ofrecidos por el Gobierno gallego y ha advertido de recortes en todos los ámbitos, como "900" profesores en educación. "Todo esto va a ir a peor porque hay un discurso de actuación ideológico por el Partido Popular", ha augurado.
De esta manera, ha denunciado que esta medida es "ideológica", porque los populares "no creen en el Estado autonómico, quieren forzar una recentralización estrangulando las comunidades". "Y de manera vergonzosa, ceden", ha acusado a la Xunta, antes de reprochar que también es "ideológico y económico" porque "no piden un esfuerzo a quien más tiene".
"DEGRADACIÓN DEMOCRÁTICA"
"Es una muestra más de la degradación democrática en la que quieren instalar este Parlamento", ha censurado el portavoz económico del BNG, Carlos Aymerich, al criticar que la Cámara sólo "plebiscita lo que trae el Consejo de la Xunta", en referencia al techo de gasto aprobado este miércoles y llevado a pleno extraordinario al día siguiente.
El diputado del Bloque, asimismo, ha reprochado la "indolencia" del Gobierno gallego en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y que su actitud sea de "amén" para convertir a Galicia "en los primeros en ser solidarios". Por ello, ha concluido que, con estas medidas, "primero cobran los bancos y si queda dinero, cobrarán los dependientes, la sanidad y la educación"
Pedro Puy, el portavoz parlamentario y económico del PPdeG, mostró su respaldo a este techo de gasto "realista", porque permitirá que la Xunta "vuelva a ser solvente en 2013". "Cuando conozcamos el resto, veremos que estamos mejor y que nos permitirá crecer y crear empleo antes que el resto", ha asegurado.
Previamente, y tras recordar que España "debe mucho dinero", defendió que "Galicia se financia más barato", frente a otras comunidades. Así, argumentó que para "reducir la deuda hay que reducir el déficit", pero ha advertido de que "el problema es que algunas comunidades autónomas no quieren" sujetarse a "esa senda".
TECHO DE GASTO
La Xunta ha fijado en 8.481 millones de euros el techo de gasto no financiero para 2013, lo que supone una caída de 290 millones --un 3,3 por ciento-- con respecto al gasto ajustado de 8.771 millones en 2012. La previsión es que la Comunidad sufra un decrecimiento económico del 0,4 por ciento, una décima menos que en el ámbito estatal, y que la tasa de paro mantenga el diferencial positivo de 4,2 puntos, en relación a la del conjunto del Estado, que será del 24,3 por ciento.
Pese a que la caída en relación al techo anterior --que se ajustó de 9.172 a 8.771 millones-- es del 3,3 por ciento, el impacto sobre el gasto real en la Comunidad será sólo del 1 por ciento en relación a la capacidad de gasto de este ejercicio.