Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gallardón afrontará preguntas sobre su futuro más inmediato en el último Pleno antes de las generales

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, afrontará este martes el último Pleno municipal antes de las elecciones generales del próximo 20 de noviembre con las dudas sobre su futuro más inmediato y su posible abandono del Consistorio como principal tema de conversación en todos los corrillos.
De hecho, el Grupo Municipal de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) explicitará estas dudas con una pregunta en la sesión de control al Gobierno, en la que el portavoz de la formación magenta, David Ortega, le preguntará al primer edil sobre su "continuidad en el cargo hasta el final de su mandato".
Según Ortega, éste es un tema "muy serio" y no sólo en las formas, sino en el fondo democrático, por lo que considera que Gallardón debería dar explicaciones sobre si concurrió a los últimos comicios municipales del pasado mes de mayo sabiendo ya que existía la posibilidad de que no acabara la legislatura.
Y es que Ortega cree que sería una "falta de respeto" a los ciudadanos que Gallardón dejara la Alcaldía sin tener una "causa sobrevenida" e imprevista para ello.
REPARTO DE COMPETENCIAS
Por otra parte, tanto PSOE como IU preguntarán a Gallardón por las negociaciones que se están llevando a cabo con el Ejecutivo autonómico en el marco de la comisión de duplicidades de la Asamblea de Madrid.
Al portavoz socialista, Jaime Lissavetzky, le preocupa que el reparto de competencias entre ambas administraciones pueda suponer un "tijeretazo" social. "La filosofía del reparto competencial tiene que pasar por que no haya menores prestaciones a los ciudadanos. No vaya a ser que con esto de las duplicidades nos den gato por liebre", ha dicho.
Y es que los socialistas consideran "de vital importancia" que estas negociaciones sirvan para evitar duplicidades en la prestación de servicios para conseguir así ahorrar presupuesto, aunque también aprovecharán la ocasión para reprochar a Gallardón la "falta de transparencia" con la que se está llevando a cabo todo el proceso.