Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garaikoetxea solicita que Batasuna pida "perdón" a las víctimas y el fin de la dispersión

Traslada a López la necesidad de excarcelar a Otegi y de derogar la 'doctrina Parot'
El exlehendakari Carlos Garaikoetxea ha destacado la necesidad de que "el mundo del entorno de ETA" pidan "perdón" a las víctimas del terrorismo, aunque también ha reclamado el fin de la dispersión de presos de la banda y de la 'doctrina Parot', la excarcelación del exlider de Batasuna Arnaldo Otegi y la legalización de Sortu.
Garaikoetxea ha planteado estas cuestiones al actual lehendakari, Patxi López, que, en el marco de la ronda de contactos abierta tras el cese definitivo de las "acciones armadas" de ETA, está reuniéndose este lunes con sus antecesores en el cargo.
El primer lehendakari de la democracia, que forma parte de EA -integrante de Bildu junto a izquierda abertzale y Alternatiba-- ha trasladado a López la necesidad de adoptar una serie de medias "urgentes" con el fin de "garantizar" el final del terrorismo en Euskadi.
Entre ellas, ha citado la petición de "perdón" a las víctimas desde "el mundo del entorno de ETA", el fin de la dispersión de los reclusos de la banda y acabar con el "alargamiento" de las condenas derivado de la aplicación de la 'doctrina Parot'.
En el caso de los damnificados por la organización terrorista, ha considerado que "nada debe impedir que desde el mundo del entorno de ETA, haciendo abstracción de las consideraciones políticas que pudieron mover a la violencia, las personas que sufrieron la violencia sean objeto de compasión y se exprese claramente hacia ellos ese sentimiento", de forma que se les pida "perdón" o se les diga "lo siento".
Respecto a la política penitenciaria, ha destacado la necesidad de acabar con la dispersión de los presos de ETA para acabar con el "tormento" que ésta genera en las familias de los reclusos. Asimismo, se ha mostrado partidario de acabar con el "alargamiento" de condenas que se deriva de la aplicación de la 'doctrina Parot', según la cual, los beneficios penitenciarios se aplican al total de la condena dictada por el juez y no al máximo legal de permanencia en prisión.
Por otra parte, en el capítulo de medidas "lógicas", ha citado la necesidad de excarcelar a Otegi y a otros dirigentes de la izquierda abertzale condenados por el intento de reactivar Batasuna, en el llamado 'caso Bateragune'.
Según ha afirmado, resulta "paradógico" que estas personas permanezcan en prisión, cuando fueron ellas quienes "propugnaron el cambio en la izquierda abertzale" que ha "conducido" al cese de la actividad de ETA. Garaikoetxea ha manifestado que acabar con esta situación es una de las medidas "insoslayables" para "acelerar el final" del terrorismo y "sobre todo garantizarlo".
"ABSURDO"
También ha enmarcado entre los pasos "lógicos y asumibles" la legalización de Sortu. Según ha afirmado, el hecho de que una representación "tan explícita" de la antigua Batasuna como pueden serlo "formaciones que concurren electoralmente" no pueda ser legal es algo "absurdo".
Todas estas medidas, tal y como ha manifestado, servirían para "consolidar" el final del terrorismo, algo que requerirá de "iniciativas de todas las partes".
En otro capítulo ha situado a las medidas que requieren de "sosiego" y "paciencia" para lograr "un clima de confianza" entre los partidos políticos que permita buscar soluciones "al conflicto político propiamente dicho".
Por otra parte, y al ser preguntado sobre la situación de las víctimas de abusos policiales -un colectivo para el que el Gobierno vasco y el Parlamento autonómico están analizando medidas de reconocimiento y reparación--, ha destacado que también debe atenderse a este tipo de damnificados.
Garaikoetxea ha manifestado que "cuando hablamos de víctimas hay que hablar de todas las víctimas", tras lo que ha destacado que no deben establecerse "categorías" entre unas y otras.