Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón (IU) insiste en que en la operación puede ser para "satisfacer a sectores ávidos de rencor"

Dice que llamó ultra a la AVT por querer dejar la Convención Europea de DDHH y que no compartir su estrategia no es ser "cómplice de ETA"
El diputado de IU por Málaga, Alberto Garzón, ha insistido este viernes en que tras la operación contra personas vinculadas a los presos de ETA "puede haber un interés" del Gobierno "de satisfacer a determinados sectores que están ávidos de rencor".
En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, Garzón se ha refirmado así en sus manifestaciones a través de Twitter y ha añadido que lo que le provoca "sospechas" es que la operación tenía una "especial intención comunicativa", como a su juicio quedó demostrado con el "fiasco" de anunciarla antes de llevarla a cabo.
Además, ha subrayado que él no ha llamado "ultras" a las víctimas del terrorismo --cuyo "dolor y rabia" dice compartir--, sino a la Asociación de Víctimas del Terrorismo, la AVT, y "sólo" por su llamamiento a que España salga de la Convención Europea de Derechos Humanos. "Es lo que nos diferencia de los criminales de ETA, el respeto a los Derechos Humanos", ha dicho.
A su juicio, el "rencor" se "puede comprender" pero "no puede ser la guía política de un Gobierno que busca la paz en Euskadi" y no compartir la "estrategia marcada" por la presidenta de la AVT "no significa ser cómplice de ETA". De hecho, ha opinado que contra ETA se pueden tener distintas estrategias, y que el Gobierno actual tiene una distinta a la que tenía el de José María Aznar "y no por eso se le convierte en cómplice de ETA".
Para Garzón, las "evidencias" contra los ocho detenidos por su vinculación a los presos de ETA "son laxas", aunque ha dejado claro que su opinión es política y no jurídica. Así, ha llamado a "tener cuidado" con la "lógica según la cual el entramado de ETA es algo abstracto y muy amplio" del que forman parte "automáticamente" los abogados "o amigos de los abogados", porque de ese modo no se sabe "dónde poner la línea".
En este sentido, ha aludido una y otra vez al cierre del periódico 'Egunkaria' en 2003 "con la excusa de que era del entramado de ETA", subrayando que, siete años más tarde y después "de un largo proceso de criminalización", la Audiencia Nacional "reconoció que no había ninguna base consistente". Para Garzón, eso "no beneficia a los demócratas".
PRESUNCIÓN DE INOCENCIA
Preguntado entonces si no hay que detener a los delincuentes, ha replicado que "claro que sí", pero ha añadido que corresponde a los jueces decir si han delinquido, que él cree en la presunción de inocencia y que ha habido casos en los que se han cometido errores.
El diputado ha subrayado que su partido "siempre ha estado en contra de ETA y luchando para la paz" y ha afirmado que cree "en la acción de la Guardia Civil", pero ha añadido que incluso con su profesionalidad y con respaldo judicial se han cometido "graves errores", señalando de nuevo el caso de 'Egunkaria'.
"Si no aprendemos de esos errores no estamos caminando por el lado correcto, que es caminar con inteligencia y sin rabia, sino con deseo de justicia", ha añadido.