Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón pide que se anulen los escritos de acusación y el auto de Varela

Garzón insiste a través de su defensa en que no se trata de que  los escritos adolecieran de falta de algún presupuesto formal. FOTO: EFE / Archivotelecinco.es
El escrito remitido a la Sala de lo Penal del Supremo solicita, en concreto, la nulidad del auto del pasado miércoles en el que el instructor daba un día de plazo a Manos Limpias y a Falange Española y de las JONS para que eliminaran determinadas referencias de sus escritos de acusación que se excedían del objeto del procesamiento. 
Pide además la nulidad de los citados escritos (en los que se piden para el juez 20 años de inhabilitación), así como la de las correcciones realizadas. La presentación de esta petición se ha realizado antes de conocerse que Varela expulsaba a Falange de la causa precisamente por no cumplir sus requerimientos de corrección en el plazo señalado.
El escrito de la defensa busca la nulidad de todo el procedimiento puesto que, si los escritos se consideran nulos , y al no acusar la Fiscalía, sería imposible dictar auto de apertura de juicio oral contra el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5.
Garzón insiste a través de su defensa en que no se trata de que los escritos adolecieran de falta de algún presupuesto formal. "Muy al contrario, el excelentísimo instructor advierte vicios en el contenido material de ambos escritos de acusación, en sus razonamientos de cargo, en el discurso material de fondo por el cual las partes personadas modelan, articulan y formalizan nada menos que una acusación contra el reo".
En el caso de Manos Limpias, en el que las correcciones solicitadas han afectado a dos tercios del escrito inicial, según esta parte, la "labor de expurgación por la cual se le indica a unas acusaciones lo que tienen que decir o no decir en un escrito de acusación (...) es insólita en la labor de un juez instructor, y ha de tenerse por radicalmente nula".  CGS