Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón cree que el barómetro demuestra la necesidad del pacto Podemos-IU para que no gobierne el PP

El diputado de IU-Unidad Popular, Alberto Garzón, cree que el barómetro del CIS publicado este viernes demuestra la necesidad de que su organización y Podemos lleguen a un acuerdo electoral para el próximo 26 de junio para evitar que vuelva a gobernar el PP con apoyo de Ciudadanos.
"El CIS manifiesta el hecho de que si nos presentáramos a las elecciones estaríamos en un esquema igual o idéntico al del 20 de diciembre probablemente estaríamos ante un Gobierno del PP con Ciudadanos ostentando la mayoría absoluta, y eso para nosotros es una mala noticia", ha explicado a los medios en los pasillos del Congreso poco después de conocer los datos del sondeo.
A su juicio, esto "refuerza" la idea de buscar un acuerdo con Podemos y las confluencias para "disputar" el Gobierno al PP y el partido naranja, consiguiendo "dar la vuelta" al último CIS, que otorga a IU un porcentaje del 5,4 por ciento si se presentara en solitario.
Garzón cree que una candidatura de confluencia podría situarse "como mínimo" en segundo lugar, por delante del PSOE, pero ha avisado de que el objetivo es ganar las elecciones. "La obsesión no puede ser el PSOE, tiene que ser ganar las elecciones", ha insistido asegurando que, a su juicio, esta meta es "posible" y ya se logró en las elecciones municipales en ciudades como, por ejemplo, Madrid.
Todo ello si finalmente se sella el pacto con el partido de Pablo Iglesias, que aún está en fase de negociaciones pese a que ambas formaciones tienen "voluntad firme" de que salga adelante, según ha asegurado Garzón.
En este sentido, no ha podido precisar si el pacto estará cerrado para que este sábado pueda ser votado por el Consejo Político Federal de IU, pero ha reconocido que este plazo no es una "línea roja" y las conversaciones pueden prolongarse durante los próximos días.
Uno de los asuntos en conversación es el del reparto de puestos en las listas que, pese a que Garzón ha asegurado que no es una "obsesión", sí requiere de "reconocimiento y generosidad" por ambas organizaciones para que cada una tenga una presencia "acorde a lo que aporta".
Tampoco cree que lo más relevante sea el nombre de la candidatura, "lo de menos" siempre que haya un "reconocimiento para que todas las organizaciones se sientan cómodas en ese acuerdo" y tengan una "expresión simbólica" en la campaña "con los símbolos y logos de cada organización".