Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón admite a los militantes la derrota de Unidos Podemos pero defiende la coalición

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha reconocido la derrota de la coalición electoral Unidos Podemos en los comicios generales del 26 de junio, aunque ha defendido la alianza recalcando que es "una estrategia racional", ya que les ha permitido mantener los escaños pese a perder en número de votos.
En una carta dirigida a militantes y simpatizantes de IU, Garzón ha subrayado que los resultados obtenidos no son los que "esperaban" los dirigentes de los partidos que conforman la alianza electoral: "No hemos cumplido los objetivos para los que pusimos en marcha la coalición entre Podemos e IU", sostiene.
Para Garzón, es "evidente" que no han logrado "seducir ni convencer" a un electorado de izquierdas que "sí confió" en Podemos y en IU en las anteriores elecciones del 20D. Eso sí, cree que "no está claro" si este electorado se perdió antes de acordar la coalición --"por la frustración respecto a las negociaciones en la investidura", ha explicado-- o, si bien, "ha sido un fenómeno posterior".
En cualquier caso, sostiene que no esperaban el mal resultado del 26J "como tampoco lo hacía ningún otro partido político ni empresa encuestadora". Y ha insistido en la necesidad de "profundizar con calma en las causas" de este hecho así como en "las soluciones".
Garzón también recuerda en la misiva que en 2011 el espacio político de la izquierda tenía solamente 11 diputados, frente a los 71 que tiene en la actualidad. "Se trata de un avance considerable, si bien insuficiente", ha dicho, aunque mostrándose convencido de que se "está sabiendo construir un incipiente bloque social y político alternativo para gobernar y transformar" España.
"Y ahora, pese a los ataques mediáticos, nos encontramos ante una fase histórica que abre un importante abanico de oportunidades", concluye Garzón en la carta de Garzón, en la que aboga por aprovechar esta situación.
Seguidamente, reconoce que "probablemente" hayan surgido "fuerzas sociales", especialmente en "la izquierda", que no han sabido "detectar". "Yo el primero, que no supe ver con precisión qué estaba sucediendo en el electorado de izquierdas", ha manifestado.
MOVIMIENTO POPULAR "PROTAGONISTA"
Además de resaltar que Unidos Podemos han logrado mantener los diputados pese a ver reducido el número de votos, Garzón ha defendido la alianza electoral con Podemos subrayando que ésta permite "empezar a construir un espacio político con enorme potencial de transformación".
A su juicio, una confluencia electoral "es insuficiente e incapaz" sin construir "una concepción diferente a la de la oligarquía" y "sin un movimiento popular protagonista".
A este respecto, ha arremetido contra los gobiernos neoliberales y las políticas que implantan que, en su opinión, "son las responsables del crecimiento de la frustración y rabia de las clases populares" y. también, "han alimentado el crecimiento de la extrema derecha en la Unión Europea".