Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón se reafirma como comunista pero cree que el debate de las etiquetas "confunde más que aclara"

Insiste en que el acuerdo con Podemos no es un "matrimonio de convivencia" y no tendrá "marcha atrás" si los resultados son buenos
El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, se ha reafirmado este martes como comunista después de que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, definiera a Unidos Podemos como la nueva socialdemocracia; aunque considera que el debate de las etiquetas "confunde más que aclara" y cree que lo importante es el programa y las propuestas.
"El debate de las etiquetas es una cuestión escolástica que confunde más que aclara. A veces estamos enredados en debates de etiquetas cuando lo relevante es el contenido", ha argumentado en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, en la que ha insistido en que el programa es lo importante y las definiciones ideológicas son "secundarias" si hay unos puntos de consenso.
Este lunes en un desayuno informativo, Iglesias definió Unidos Podemos como una fuerza política "patriótica y plurinacional", llamada a ocupar "el nuevo espacio socialdemócrata".
Garzón ha insistido este martes en que él siempre ha reconocido ser comunista, pero ha explicado que dentro de Unidos Podemos hay muchas sensibilidades y lo que les une es un programa de 50 medidas. A su juicio, cuando Iglesias habla de socialdemocracia se refiere más a sus "valores tradicionales" que a lo que actualmente representan Mateo Renzzi en Italia o François Hollande en Francia.
"Al final uno acaba derivando en debates muy abstractos y lo importante en este momento es hablar de los problemas de la gente. Eso sí que nos une", ha insistido el recién elegido líder de IU.
De hecho, Garzón ha asegurado que no hay ningún veto para que los militantes de IU lleven banderas republicanas o comunistas a los actos conjuntos con Podemos y ha asegurado que así se ha visto en los mítines ya celebrados, como uno en el que participó la pasada semana en Ciudad Real junto al secretario de Organización del partido morado, Pablo Echenique.
UNIDOS PODEMOS, "RIGUROSO Y SOLVENTE"
Además, cree que los resultados electorales del próximo 26J determinarán el futuro de la coalición, pero a su juicio se trata de un acuerdo que ya no tiene "marcha atrás" porque los ciudadanos premiarán la unidad en las urnas.
Garzón ha revelado que no ve el acuerdo como "instrumental o un matrimonio de conveniencia", sino que representa "un mensaje político coherente de esperanza e ilusión" y que ofrece un panorama "riguroso y solvente". "Pero depende de los resultados. Si son buenos la ciudadanía estará enviando un mensaje premiando la unidad y no tendría ningún sentido deshacer este ejercicio el día después", ha insistido.