Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat rechaza el anteproyecto del Gobierno para reformar la Ley del Poder Judicial

La Conselleria de Justicia ha mostrado su rechazo al anteproyecto de reforma de Ley Orgánica de Poder Judicial (LOPJ) que ha aprobado este viernes el Consejo de Ministros porque, entre otras razones, "vulnera gravemente las competencias de las comunidades autónomas"".
Concretamente, las de la autonomías, como Cataluña, donde el Estatut reconoce su potestad de establecer la capitalidad de los tribunales de instancia, ya que el anteproyecto prevé la creación de los tribunales de instancia provinciales, ha valorado la Conselleria este viernes en un comunicado.
La Generalitat considera que este anteproyecto, además, no contempla ni regula de ninguna manera los consejos de justicia de las comunidades autónomas que, como en Cataluña, están previstos en sus estatutos.
También sostiene la Conselleria que impide que los Tribunales Superiores de Justicia de las comunidades autónomas puedan ser la última instancia judicial y "los convierte en un tribunal de segunda instancia o apelación".
Otro de los puntos que critica es que plantea la desaparición de los juzgados de paz, quitándoles sus competencias, así como de los actuales partidos judiciales y de los juzgados de instancia y de instrucción, "estableciendo su sede en las capitales de provincia y alejando así la justicia de los ciudadanos".