Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Génova' espolea a sus cargos para que subrayen que el PSOE debe ser "leal" a España y no "defraudar" a los españoles

Pone varios ejemplos de lealtad a España del PP: apoyo a Paxti López, reforma del artículo 135 de la Constitución y pacto de Toledo en 1995
El PP ha pedido a sus cargos que se esfuercen en recalcar la idea de que es momento de que el PSOE sea "leal a España" y no "defrauden" a los españoles, que, a su juicio, lo que quieren "ver ahora" es "al mejor Partido Socialista, el de los grandes acuerdos por el interés general" del país.
Así se recoge en un argumentario interno, al que ha tenido acceso Europa Press, enviado a sus cuadros para que en sus mensajes en diferentes puntos de España pongan el foco en el PSOE. Con ese llamamiento a la "lealtad" del primer partido de la oposición, los 'populares' azuzan la división interna que existe en las filas socialistas tras los resultados electorales del 20 de diciembre.
De hecho, recalca que el PP "ha antepuesto siempre" el interés general de los españoles a su legítima rivalidad democrática" con el PSOE. "Desde la oposición, hemos apoyado al PSOE en momentos que exigían
lealtad institucional y sentido de Estado. Siempre hemos cumplido con lo que los españoles esperaban de nosotros", proclama.
EL "SENTIDO DE ESTADO" DEL PP EN MOMENTOS "CRÍTICOS"
Como ejemplo de ello cita el apoyo parlamentario a Patxi López entre 2009 y 20012 para que fuera lehendakari, un respaldo que, según recuerda le permitió "disfrutar de tres largos años de estabilidad parlamentaria gracias al leal respaldo del PP".
Otro de los casos a los que alude es a la reforma del artículo 135 de la Carta Magna que pactó Rajoy en 2011 con el entonces presidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero y que "salvó a España de la intervención y el rescate". "Una vez más, el PP demostró su responsabilidad y su sentido de Estado en momentos muy críticos para nuestro país, apoyando al Gobierno socialista en aras del interés general de los españoles", añade.
También pone como ejemplo el pacto de Toledo que alcanzaron Felipe González y José María Aznar en 1995 ante la crisis económica que azotaba España. "El PP, lejos de aprovecharse de la debilidad política de aquel Gobierno, apoyó sin reservas un acuerdo de Estado, el Pacto de Toledo, que garantizó la viabilidad futura de nuestro sistema de pensiones, excluyéndolo además del debate político partidista", señala.
El PP considera que España "vive una hora decisiva" para el futuro de todos y ve necesario un Gobierno "estable" que dé confianza dentro y fuera, garantice la unidad de España, la recuperación y empleo desde la centralidad. "Los españoles quieren ver ahora al mejor Partido Socialista, el de los grandes acuerdos por el interés de España. Confiemos en que no les defrauden", subraya.
UN "GOBIERNO ESTABLE" VOLCADO EN EL EMPLEO
En otro argumentario interno, y en medio de la incertidumbre ante la posibilidad de que haya de nuevo elecciones, el PP pide a sus cuadros que se dediquen a poner en valor los logros conseguidos en esta legislatura.
Así, recuerda que en 2011 el país estaba en recesión y hoy crece a un ritmo de más del 3 por ciento anual, gracias a las reformas realizadas. "No es lo mismo destruir 1.500 empleos al día que crearlos --asegura--. Ésa es la mayor diferencia entre 2011 y 2015. Y es también el principal aval de la buena gestión de Mariano Rajoy y de su Gobierno".
Eso sí, admite que la recuperación aún no ha llegado a muchas personas y familias, que deben ser "objetivo prioritario" de la legislatura que empieza en 2016. Y para ello, prosigue, el PP y Rajoy ofrecen "un Gobierno estable volcado en alcanzar los 20 millones de empleos en España en 2020".