Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gesto trasladará al lehendakari la necesidad de que se mantenga "la unidad" en el proceso de fin de la violencia de ETA

Aboga porque la IA reconozca "como injusto" el daño causado y cree que, entonces, la Justicia deberá ser "generosa"
La miembro de la Comisión Permanente de Gesto por la Paz, Itziar Aizpuru, trasladará el próximo jueves al lehendakari, Patxi López, la necesidad de que se mantenga "la unidad y el consenso" en el proceso de fin de la violencia de ETA. Además, ha abogado porque la izquierda abertzale reconozca "como injusto" el daño causado y cree que, entonces, la Justicia deberá ser "generosa".
En una entrevista concedida a ETB, recogida por Europa Press, Aizpuru ha manifestado que, ante la declaración de ETA del fin de su actividad armada, hay que mantener "el equilibrio entre los cuatro sentimientos: alegría, satisfacción, memoria y exigencia".
Asimismo, ha abogado por la apuesta "por la unidad y el consenso". "Lo que se ha creado durante todos estos años, con más o menos sombras y luces, de ese espacio prepartidario desde el que se ha respondido a la violencia, que se mantenga también ahora en todo ese proceso de final de la violencia de ETA", ha añadido.
No obstante, ha precisado que hay que tener en cuenta que ahora es un momento de campaña electoral y que en ella "siempre es complicado tener espacios prepartidarios, pero todo lo que tiene que ver con el final de ETA debería ser algo que no entrara en campaña electoral con mensajes contradictorios entre los partidos".
VÍCTIMAS
Asimismo, ha considerado que ahora hay que establecer "cuál es el mensaje de la sociedad hacia las víctimas" porque, en estos momentos, tienen que tener "unos sentimientos muy encontrados" porque "han estado en el centro de la violencia".
"Desde la sociedad se ha creado ya un proceso de reconocimiento hacia las víctimas importante, al que se tiene que sumar la izquierda abertzale. La izquierda abertzale tiene que hacer un mensaje de reconocimiento del dolor causado hacia las víctimas", ha añadido.
En este sentido, ha destacado que a Gesto le gusta el mensaje del reconocimiento del daño causado "como injusto", en lugar del perdón, porque, además de que es más público, no requiere de una respuesta por parte de las víctimas". "Éstas, en este momento, no tienen que hacer nada, tienen que recibir", ha aseverado.
Para la agrupación pacifista, "no puede ser que el reconocimiento a las víctimas de actuaciones desproporcionadas de las Fuerzas de Seguridad del Estado en su lucha contra el terrorismo", quiera decir que "ha habido algún tipo de justificación a ninguna violencia ni que se pierde responsabilidad respecto a la violencia que se ha ejercido".
"Lo que no puede ser es que ahora se reconozca a todas las víctimas sin hacer los subrayados que son justos de hacer", ha añadido.
Itziar Aizpuru ha precisado que "es una exigencia" que se reconozca el daño causado porque, "al final, cuando se habla de resolver las consecuencias de la violencia, eso no es incompatible con el ejercicio de la justicia, que se tendrá que adaptar a los procesos de evolución personal de los presos".
LA JUSTICIA
En esta línea, ha indicado que, la Justicia deberá ser generosa, "si se dan los pasos en el reconocimiento del daño causado como un daño injusto, y de desapego de la violencia y no mirar al pasado como algo positivo".
A su juicio, es necesario "cerrar el capítulo de la violencia y aceptar la pluralidad de la sociedad, y los medios que hay para resolver las discrepancias". "La política hay que hacerla, pero siempre desligada de lo que ha sido la violencia", ha precisado.
Asimismo, ha señalado que la política penitenciaria no tiene que ser política antiterrorista y ha recordado que, mientras ETA estaba activa, Gesto por la Paz ha reclamado que se dieran pasos para el acercamiento de los reclusos a sus lugares de origen.