Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno crea un comité de expertos para que ponga las bases del futuro Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la creación de un comité de expertos que, en un plazo de tres meses, redacte un informe con recomendaciones y propuestas para la creación del Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo, que tendrá su sede en el antiguo edificio del Banco de España en Vitoria.
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha sido el encargado de anunciar este organismo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha recordado que la creación de este centro memorial, pionero en España, es un mandato de la ley de víctimas del terrorismo aprobada por consenso en las Cortes Generales en el año 2011.
El comité estará presidido por el periodista y experto en terrorismo Florencio Domínguez, al que acompañarán otros trece miembros especialistas en diversas materias como ética, comunicación, historia, del ámbito museístico aspectos didácticos, además de una funcionaria con voz y sin voto.
En concreto, formarán parte del comité de expertos, además de Domínguez: Joseba Arregi; el director del Instituto Vasco de Criminología (IVAC), José Luis de la Cuesta; el catedrático de la Universidad de Deusto Francisco Javier Elzo; el escritor y miembro del Foro de Ermua Iñaki Ezkerra; la politóloga y periodista Edurne Uriarte; el historiador Gaizka Fernández Soldevilla; María de los Ángeles Gil Blanco, el profesor de Ciencia Política Javier Jordán; el catedrático Javier Llera Ramo; el excomisario vasco para la Convivencia y la Memoria Jesús Loza; el periodista Javier Marrodán; el filósofo Manuel-Reyes Mate Rupérez; y Fernando Sáez.
Fernández Díaz ha insistido en el "gran consenso" político e institucional con el que cuenta el futuro centro memorial, ya que el objetivo es que sea "permanente en el tiempo" y trascienda a los sucesivos gobiernos, tanto estatales como autonómicos.
QUE LAS VÍCTIMAS SE SIENTAN REPRESENTADAS
Además, fiel a su objetivo de ser un instrumento de preservación de la memoria de todas las víctimas del terrorismo, el ministro ha asegurado que el Gobierno cuenta con ellas para "que se sientan partícipes y representadas".
De hecho, hace dos semanas el Ministerio del Interior envió a las asociaciones y fundaciones representantes de las víctimas una carta pidiéndoles aportaciones para el centro memorial a través de una dirección de correo electrónico abierta desde el pasado mes de septiembre.
"El reto es importante", ha asumido Fernández Díaz aludiendo a los dos centros memoriales más grandes, el del Holocausto Yad Vashem en Jerusalén y el de la zona 0 en Nueva York. "En España es la primera vez que se promueve y nos ha parecido conveniente su puesta en marcha asesorada por expertos independientes de acreditado prestigio y reconocimiento social", ha subrayado.
DEBER CON LAS VÍCTIMAS Y LAS GENERACIONES VENIDERAS
El objetivo del comité de expertos es "compaginar el rigor científico con el absoluto respeto a la dignidad de las víctimas", según ha expuesto el ministro, insistiendo en los principios de verdad, memoria, dignidad y justicia que inspiran la ley de víctimas de 2011.
"Además de un mandato legal, es un deber que todos tenemos con las víctimas del terrorismo y un deber hacia las generaciones venideras de españoles que deben saber la verdad de lo sucedido en España con el fenómeno terrorista", ha argumentado.