Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno defiende que las normas de la UE le obligan a "rechazo" de inmigrantes en Ceuta y Melilla

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha vuelto a negar este jueves que la Guardia Civil practique devoluciones en caliente en las fronteras de Ceuta y Melilla y ha defendido que se trata de acciones de "rechazo" a las que le obligan las normas de la UE para proteger las fronteras exteriores.
"Eso, que de manera equivocada se llama devolución en caliente y que es una acción de rechazo, es una obligación que el código de fronteras Schengen le impone a los Estados miembros que son frontera exterior para evitar que produzcan entradas irregulares", ha sostenido Martínez tras participar en el Consejo de ministros de Interior de la UE.
El secretario de Estado de Seguridad se ha mostrado convencido de que la acción de los tribunales que están investigando este tipo de actuaciones "va a confirmar que la actuación de la Guardia Civil en las fronteras de Ceuta y Melilla es absolutamente legal", ya que hace "en cumplimiento no de un derecho sino de una obligación que ha quedado perfectamente clara en este Consejo, porque esto es securizar y proteger nuestras fronteras".
"Lo que hace la Guardia Civil -ha proseguido Martínez- es tratar de conjugar la obligación de evitar la entrada irregular en nuestro territorio con la defensa de la vida y la integridad de los inmigrantes. Y eso en ocasiones exige esperar a que desciendan de la valla, a que estén seguros, a que no corra en peligro su vida y su integridad y en ese momento llevar a cabo el rechazo".
"No es una inadmisión, no es una devolución, no es una expulsión, que son figuras que recoge la ley de extranjería sino que es algo previo, que es rechazar en la frontera a quienes quieren entrar irregularmente", ha insistido el secretario de Estado de Seguridad.