Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno avanza en la centralización de la compra de espacios para publicidad institucional

Las directoras generales de Comunicación de la Secretaría de Estado de Comunicación del Ministerio de la Presidencia, Consuelo Sánchez-Vicente, y de Racionalización y Centralización de la Contratación del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, María Luisa Lamela, se han reunido este martes con representantes del sector publicitario para avanzar en el proceso de centralización de la contratación de espacios en medios de comunicación y demás soportes publicitarios en las futuras campañas de publicidad institucional.
Según ha informado el Ministerio de Hacienda, la centralización de la contratación se realizará mediante un Acuerdo Marco que fijará las condiciones que deberán tenerse en cuenta en todos los contratos de esta naturaleza, dejando al margen la creatividad de cada campaña y su evaluación posterior por incluir aspectos muy específicos que aconsejan un tratamiento diferenciado.
Los contratos que se encuentren por debajo de un determinado importe, así como las campañas de carácter industrial, comercial o mercantil, no estarán sujetas a este Acuerdo Marco, aunque podrán adherirse voluntariamente. También podrán adherirse al mismo otras Administraciones Públicas.
PARA EL SEGUNDO SEMESTRE DE 2014
Una vez se apruebe el acuerdo, previsiblemente en el segundo semestre del presente año, las nuevas campañas de publicidad institucional de la Administración General del Estado deberán contratarse de acuerdo a los términos previstos en el mismo, manteniendo dicha situación durante toda su vigencia que será de dos años, prorrogables por un año y medio adicional como máximo.
El Acuerdo Marco, con un valor estimado de 77 millones de euros en sus términos básicos, referido a todo el periodo de su duración y sus posibles prórrogas abarca, por tanto, al menos las últimas campañas de 2014 que no se hayan licitado antes de su entrada en vigor, así como las de los planes de publicidad institucional del año 2015 y aquellas del año 2016 que se aprueben antes de su finalización, pudiendo extenderse a los dos planes anuales de publicidad siguientes si se procediera a las prórrogas posibles previstas.