Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno dice que abril debe ser un "mes conciliador" para el acuerdo y López quiere que sea de "oposición" al PP

Santamaría cree que abril debe ser un mes "para que España tuviera un Gobierno que fuera presidido" por el que ganó 20D
La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha recalcado este viernes que "jamás" un nuevo Parlamento ha ejercido el control sobre un Ejecutivo en funciones y ha criticado que se quiera convertir abril, que debería "ser el mes conciliador para buscar acuerdos", en el mes de la "oposición" al PP y del "conflicto institucional".
"Creo que el mes de abril sería un mes para conciliar, para que España tuviera un gobierno que fuera presidido por aquel que han decidido los españoles darle su voto mayoritario apoyado por el segundo de la Cámara, como en Alemania y otros muchos países. Y sin embargo, por primera vez en la democracia se decide que sea el mes de oposición al PP y a un Gobierno en funciones", ha declarado Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.
La vicepresidenta ha denunciado que el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Antonio Hernando, se haya sumado a las tesis de López y "amenace con un conflicto institucional" para que haya control en el mes de abril. Según ha subrayado, se trata solo de un mes porque en marzo se ha decidido que no va a haber más plenos.
La portavoz del Ejecutivo ha explicado que abril es el "último mes" para intentar formar Gobierno --puesto que el día 2 de mayo se disuelven las Cámaras-- y ha criticado que se quieran dedicar esas semanas a hacer un "control exhaustivo" al Gobierno que no tiene capacidad para "tomar decisiones políticas" y que está acudiendo a pedir la "aquiescencia" de la Cámara cuando es necesario.
"El mes de abril debía ser el mes conciliador para buscar acuerdos y, sin embargo, se pretende que el mes des de abril sea el mes del conflicto institucional contra un Gobierno del Partido
Popular, que es el que ha ganado las elecciones y el que está intentando formar gobierno con el apoyo indispensable del PSOE", ha enfatizado.
HACER UN CONTROL "INTEGRAL"
Sáenz de Santamaría ha arremetido contra la pretensión de algunos grupos parlamentarios de hacer un "control integral" al Ejecutivo que preside Mariano Rajoy cuando está en "funciones" y que no cuenta con la confianza de la nueva Cámara que ha surgido de las elecciones del pasado 20 de diciembre. A su entender, sería "la primera vez en la historia de un Parlamento nacional".
Según ha recalcado, "nunca" ha habido "precedentes" de ese control que se pretende y ha recordado que tras las elecciones en Andalucía y las del Cataluña que se celebraron el año pasado, hubo varios meses en los que no se ejerció el control al Gobierno en control. En el caso de Cataluña, ha recordado que en ese período se adoptaron "decisiones excepcionales" como la
resolución del 9 de noviembre que aprobó el Parlamento catalán y no hubo control.
Fuentes del Ejecutivo rechazan que el presidente del Gobierno vaya a comparecer tras el Consejo Europeo sobre refugiados que se está celebrando este jueves y viernes en Bruselas, ya que, según recuerdan, los precedentes indican que es control al Gobierno porque esas sesiones son una "rendición de cuentas" en las que además se habla de todos los asuntos de política general.
Además, y después de lo visto esta semana en la Comisión de Defensa en la que se solicitó la comparecencia del ministro del ramo, Pedro Morenés, --no acudió por entender que no puede someterse al control--, las mimas fuentes auguran que este "espectáculo" se podría repetir en las próximas semanas con otros ministros.