Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno ve "margen" para esperar la concreción del BCE antes de decidir si pide ayuda al fondo de rescate

El Gobierno cree que tiene "margen" para esperar a que el Banco Central Europeo (BCE) concrete qué medidas adoptará para asistir a los países que, como España, sufren el acoso de los mercados sobre su deuda antes de que el Ejecutivo deba aclarar si piensa solicitar ayuda al fondo europeo de rescate.
Fuentes del Ejecutivo han aclarado que, de acuerdo al calendario de subastas del Tesoro, el Gobierno dispone aún de margen para tomar una decisión en este sentido, aún reconociendo que agosto será un mes volátil en los mercados.
Eso sí, desde Moncloa se subraya que España no va a pedir ningún rescate. Y que lo que se le propone desde el Banco Central Europeo es que recurra al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera como condición previa a que el BCE intervenga en los mercados para contribuir a rebajar la prima de riesgo.
Las próximas subastas de deuda pública tendrán lugar los días 21 y 28 de agosto, pero se trata de deuda que vence a corto plazo, en concreto, letras con vencimiento entre los tres y los 18 meses. La siguiente subasta de bonos del Estado, donde pesa más el tipo de interés al que se coloque la deuda, está fijada para el 6 de septiembre.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no ha descartado pedir ayuda al Fondo de Estabilidad. "Yo no tengo tomada ninguna decisión", ha afirmado en la rueda de prensa de balance de sus primeros seis meses en el Gobierno, en la que ha asegurado que, sea cual sea su decisión, hará "lo que conviene al interés general de los españoles".
"Draghi anunció que tomaría medidas no convencionales y quiero conocer esas medidas, qué significan, qué se pretende, si son adecuadas", ha asegurado, para añadir que, con esa información, "se tomará una y otra decisión".
Rajoy ha avanzado además que aún no ha mantenido ninguna conversación con el presidente del BCE, Mario Draghi, desde la comparecencia de éste ayer, pero ha valorado la afirmación de Draghi calificando de "inaceptables" los diferenciales entre las primas de riesgo de los países del Norte de Europa y la de los del Sur, como España e Italia.