Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno navarro dice que, en el caso de la empresa Cofely, "se ha actuado con transparencia" y con la ley

Sánchez de Muniáin ha afirmado que el Gobierno de Navarra "está limpio de corrupción"
El consejero portavoz del Gobierno de Navarra, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha afirmado que con la empresa Cofely, que gestiona la central de energía de la Ciudad Agroalimentaria de Tudela y vinculada con la operación 'Púnica', "se ha actuado con transparencia, objetividad y cumpliendo la ley".
A preguntas de los periodistas sobre la imputación de cuatro de los directivos de Cofely en la citada operación anticorrupción, Sánchez de Muniáin ha explicado que Cofely obtuvo el contrato en la Ciudad Agroalimentaria de Tudela "en un concurso público de libre concurrencia".
"Es una empresa que no incurría en ninguna cláusula de exclusión y por tanto se realizó con toda la objetividad y sometido a todos los controles y fiscalizaciones incluido el de la Cámara de Comptos, realizado con plena objetividad y transparencia", ha apuntado.
Tras señalar que Cofely ha patrocinado la Feria de la Biomasa en Navarra, el consejero portavoz ha indicado que se trata de una "empresa que trabaja en todo Europa y en todas las CCAA y no incurre en ninguna causa de exclusión".
"El Gobierno tiene que dejar claro que se ha actuado con transparencia, objetividad, cumpliendo la ley y con total sujeción a las normas, sin que sea objeto de ninguna inspección, más allá de la fiscalización ordinaria", ha insistido.
El consejero portavoz ha querido indicar, ante esta situación de "enorme estupor y enfado ciudadano" por los casos de corrupción, que el Gobierno de Navarra es un "Gobierno limpio de corrupción", así como "el partido que lo sustenta y también los ayuntamientos".
Según ha añadido, UPN "tiene las cuentas saneadas, fiscalizadas, es un partido que rechaza donaciones y que ha sido despreciado cuando ha propuesto la prohibición de las donaciones a partidos políticos".
Sánchez de Muniáin ha indicado que el Ejecutivo foral "va a sumarse a todas las medidas que tiendan a atajar los posibles casos y a intentar lograr que quienes han defraudado devuelvan todo lo que han cobrado indebidamente, tanto las organizaciones políticas como los casos particulares".