Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno aprueba la comparecencia de cinco ministros en el Congreso

El Gobierno ha anunciado que cinco ministros del gabinete de Mariano Rajoy acudirán al Congreso de los Diputados en septiembre para dar explicaciones sobre asuntos reclamados por la oposición, anuncio que se produce la víspera de que la Diputación Permanente debate las comparecencias de ocho ministros y del propio Rajoy exigidas por diferentes partidos.

El titular de Agricultura y Medio Ambiente, Miguel Ángel Arias Cañete, se ofrece a informar en la Cámara Baja sobre la ola de incendios y otras cuestiones relacionadas con la pesca; la ministra de Fomento, Ana Pastor, dará detalles sobre el Plan de Infraestructuras y el jefe de la diplomacia, José Manuel García-Margallo, explicará la repatriación de los cooperantes españoles de los campamentos saharauis de Tinduf.
Los otros dos comparecientes anunciados deben sin embargo acudir obligatoriamente al Congreso para presentar sendos decretos ley. Se trata de la titular de Empleo, Fátima Báñez, que informará de la ampliación temporal y de las cuantías del Plan Prepara, y del responsable de Economía, Luis de Guindos, que detallará las nuevas medidas adoptadas en el sector financiero.
Báñez y De Guindos comparecerán ante el Pleno, mientras que los otros tres ministros lo harán ante la Comisión correspondiente. Tan solo las comparecencias de Arias Cañete y de García-Margallo tienen fecha probable: el primero informará de la campaña de incendios y de la negociación del acuerdo pesquero con Mauritania el próximo 6 de septiembre, mientras que el segundo aprovechará el Día del Cooperante, que se celebra el 18 de septiembre, para alertar de los riesgos que para estos profesionales trae el aumento de la inseguridad en la región del Sahel.
El Gobierno ha asegurado al anunciar estas comparecencias que con ellas mantiene "la voluntad de cumplir con sus obligaciones parlamentarias así como su compromiso con los ciudadanos de una permanente rendición de cuentas sobre su tarea".