Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno pide una solución negociada para evitar que Israel niegue el acceso de políticos a Gaza

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, durante una de sus intervenciones. EFE/Archivotelecinco.es
El Ministerio de Asuntos Exteriores ha abogado hoy por una solución negociada para evitar que Israel siga denegando el acceso a Gaza de políticos extranjeros, tal y como ha ocurrido hoy con un grupo de cuatro diputados socialistas españoles que pretendía visitar la franja.
Fuentes del departamento que dirige Miguel Ángel Moratinos han recordado, en declaraciones a Efe, que no es la primera vez que Israel deniega la entrada de autoridades extranjeras en Gaza y que esa viene siendo una "conducta reiterada".
El Ministerio de Asuntos Exteriores no comparte ese tipo de decisiones, han recordado las fuentes.
Moratinos, que mañana inicia una nueva gira por Oriente Medio, en la que visitará Israel, Jordania y los territorios palestinos, aunque no Gaza, ha dicho en varias ocasiones que es necesario encontrar una solución negociada que permita acabar con el bloqueo israelí a la franja y facilite la libre circulación de personas por los territorios palestinos.
El ministro tiene intención de visitar Gaza con sus colegas de Francia e Italia, pero la previsión es que lo haga en septiembre, según las fuentes.
De acuerdo con el relato de Exteriores, el grupo de diputados socialistas realizó una petición por escrito a las autoridades israelíes para que se les facilitara el acceso a la franja, y éstas respondieron de manera negativa, también por escrito.
Su objetivo era evaluar la situación de los campamentos de Gaza y el impacto que tiene en la población local el bloqueo que Israel mantiene sobre este territorio palestino desde 2007, cuando se hizo con el control el movimiento islámico Hamás, catalogado de terrorista por la UE.
La diputada Fátima Aburto, que forma parte de la delegación, ha explicado a Efe que las autoridades israelíes les comunicaron su decisión a través del Consulado General español en Jerusalén, sin ofrecerles explicación alguna.
"Estamos indignados. Consideramos un error que Israel trate de ocultar la situación en la región. Nosotros no somos ninguna flotilla, sino parlamentarios españoles que hemos venido en coordinación con la UNRWA", (agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos), ha subrayado Aburto.
Mientras tanto, el portavoz del Ministerio israelí de Asuntos Exteriores, Igal Palmor, ha justificado la prohibición diciendo que el régimen de Hamás -que controla la franja desde junio de 2007- "manipula las visitas para presentarlas como una normalización y una victoria política ante Israel y la Autoridad Nacional Palestina".
La delegación española, que pertenece al llamado intergrupo parlamentario por Palestina y que está integrada también por los diputados José Antonio Pérez Tapias, Jordi Pedret y Meritxell Cabezón, aprovechará su viaje para visitar proyectos de cooperación en el territorio palestino de Cisjordania.