Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco insta a expresos a reconocer "el daño injusto provocado"

El Gobierno vasco ha instado a los expresos de ETA excarcelados en aplicación de la derogación de la 'doctrina Parot', que han participado en un acto convocado por el colectivo de presos de ETA, EPPK, en Durango en Vizcaya, a reconocer "el daño injusto provocado" y a "apelar al desarme inmediato de ETA", porque "no es suficiente con ratificar la nueva etapa", ni tampoco basta "con mencionar el sufrimiento ocasionado por el conflicto".

En declaraciones a Europa Press, fuentes del Ejecutivo Urkullu se han referido, de esta forma, al citado acto de Durango en el que los expresos de ETA han aceptado "toda su responsabilidad en lo relativo a las consecuencias del conflicto" y han advertido de que "la solución" vendrá "atendiendo a la raíz política, que se debería concretar en el derecho a decidir". Asimismo, han apostado por "derogar toda medida de excepción", cambiar la política penitenciaria en 2014 y liberar "hasta el último" de los presos.
Las mismas fuentes han manifestado que "lo que hoy ha sucedido es una escenificación para una estrategia ya conocida desde hace muchos años", aunque, a su entender, "es importante la ratificación en el comunicado de EPPK, como paso significativo, pero que en el día de hoy no ha concretado nada de lo ya conocido el sábado pasado".
Para el Gobierno vasco, "es tiempo de pasar de las palabras a los hechos con pasos continuados, tal y como el lehendakari manifestó en su mensaje de fin de año, y de manera inmediata".
En ese sentido, ha advertido de que "la vía elegida no sólo requiere hablar retóricamente de las consecuencias del conflicto, confundir un proceso de pacificación y normalización en la convivencia con lo que permanentemente pretenden identificar con un 'proceso democrático'".
"No es suficiente con ratificar la nueva etapa comprometiéndose a futuro con las vías de la no violencia, ni tampoco es suficiente con mencionar el sufrimiento ocasionado por el conflicto, sino que es necesario el reconocimiento del daño injusto provocado", ha subrayado, para remarcar también que "es necesario apelar al desarme inmediato por parte de ETA".
Política penitenciaria
Por otro lado, el Ejecutivo vasco ha vuelto al exigir al Gobierno español "la modificación de la política penitenciaria que suponga el fin de la dispersión y la posibilidad de acogerse a la 'Vía Zaballa'".
Asimismo, ha considerado "sorprendente la hora y las formas" en las que el Departamento de Seguridad ha conocido el auto del juez Santiago Pedraz que autorizaba el acto del EPPK en Durango, "después que los medios de comunicación y sin resolución completa, teniendo siempre a la Ertzaintza en tela de juicio, cuando lo que le corresponde es actuar tras las resoluciones judiciales".