Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno valenciano esperará a que termine la investigación para depurar responsabilidades por el incendio de Cullera

El vicepresidente y portavoz del Gobierno valenciano, José Císcar, ha asegurado este martes que no se pronunciará sobre posibles "culpabilidades" en relación al incendio en la montaña de Cullera (Valencia) hasta que no concluya el expediente abierto por la Consejería de Gobernación para investigar lo sucedido. "Lo que no podemos hacer es anticipar el resultado de un expediente que tiene naturaleza sancionadora, cuando ni se han presentado alegaciones, ni pruebas, ni se ha tramitado", ha apuntado.
Císcar se ha pronunciado de esta manera en los pasillos de las Cortes valencianas en relación al expediente abierto por la Consejería de Gobernación por el incendio declarado en la montaña de Cullera tras el lanzamiento de unos fuegos artificiales el pasado fin de semana.
"Lo único que tengo que decir es que el Consejo actúa como ha actuado en otras situaciones similares y ha abierto un expediente que sigue sus trámites con todas las garantías para las personas afectadas", ha respondido el consejero, quien ha señalado que, "sí, a la vista de las alegaciones y las pruebas que se puedan practicar, al final se dicta una resolución", se aplicará. "Esto se ha hecho en otros casos de naturaleza similar en ayuntamientos de todos los colores políticos", ha subrayado.
En este sentido, ha señalado que para este tipo de expedientes hay un plazo de caducidad de seis meses. Así, "salvo que se interrumpa la caducidad por una causa contemplada en la ley, el plazo máximo es de seis meses", ha dicho.
LAS COMPETENCIAS SON "ADMINISTRATIVAS"
Asimismo, en relación a las consecuencias políticas de este incendio, Císcar ha advertido de que "en todo esto tenemos que ser muy prudentes" y ha indicado que las competencias del Gobierno valenciano "son administrativas" que son las que "tenemos que aplicar, ninguna otra", ha agregado.
Preguntado por si le parece sensato lanzar fuegos artificiales pese a que hubiera una comunicación de bomberos advirtiendo del riesgo de incendio, Císcar ha insistido en que "las leyes están para cumplirlas y hay un expediente que se va a abrir para averiguar el origen de los hechos y que todos puedan presentar sus alegaciones".
El portavoz del Consejo ha insistido en la idea de que "ha habido ayuntamientos de todos los colores políticos que han tomado esa misma decisión" y por eso "están los expedientes abiertos, que se van resolviendo". "Si luego se tiene que sancionar, se sanciona, como se ha hecho siempre", ha apuntado Císcar.
FALTAS GRAVES
Por su parte, la secretaria autonómica de Gobernación, Asunción Quinzá, también en declaraciones a los medios en los pasillos de las Cortes valencianas, ha explicado que el expediente sancionador está "en fase de inicio, habida cuenta de la cercanía con que han ocurrido los hechos y se seguirá con normalidad hasta completar el mismo".
En este punto, ha indicado que los hechos ocurridos tienen previstas sanciones que, en este caso "estaría tipificada dentro de las faltas muy graves", al tiempo que ha afirmado que la Consejería de Gobernación "va a velar por hacer cumplir la ley.
Quinzá, ante las preguntas de si habrá responsabilidades políticas contra el alcalde de Cullera, ha apuntado que "primero tenemos que saber y depurar las responsabilidades y no podemos anticiparnos a cuál va a ser la resolución del expediente".
En cuanto a las declaraciones del primer edil, el 'popular' Ernesto Sanjuán, ha rechazado pronunciarse sobre ellas y ha señalado que ella se "limita a cumplir con la obligación como secretaria autonómica de la Conselleria que va a hacer cumplir la ley".