Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gómez exige a González que retire la externalización, la incluya en su programa electoral "y que los madrileños decidan"

"El año pasado el objetivo era paralizar la privatización, éste es parar el deterioro y en 2015 los madrileños decidirán", añade
El líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, ha exigido este viernes al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, que tras la decisión de ayer de los tribunales sobre el proceso de privatización de la gestión de los hospitales, incluya su propuesta en su programa electoral "y que los madrileños decidan" el año que viene en las urnas.
"Ayer tuvimos una magnífica noticia que vino de los tribunales, que fue que la supersala que se había creado como artimaña del señor Martínez Tristán y del Gobierno regional para dar luz verde al proceso de privatización, le desautorizó a ese juez y a los planes del Gobierno regional y de su presidente", ha señalado.
Gómez, que ha participado esta mañana en una concentración de trabajadores del centro de salud Los Yébenes en contra de la externalización de este centro de salud, ha asegurado que en esta legislatura "va a ser imposible que privaticen seis hospitales".
"Exigimos a González que abandone definitivamente todos los planes de privatización, tanto de los hospitales como de los centros de salud. Con la salud ni con la enfermedad de la gente no se negocia ni se pone en juego para que vengan unos poquitos a hacer negocio", ha dicho.
El secretario del Partido Socialista de Madrid cree que tras la decisión de la 'supersala' de devolver los recursos que afectan a la externalización sanitaria a las secciones judiciales de origen el presidente autonómico "no tiene margen de actuación y sufrió una importante derrota".
"Lo que hay es un claro objetivo del PP de desmantelar y deteriorar la Sanidad Pública y de que hagan negocio unos pocos con ella. El año pasado el objetivo era paralizar la privatización, este año el objetivo es parar el deterioro y en 2015 los madrileños decidirán lo que quieren con sanidad", ha subrayado.
"ECHÉ EN FALTA LAS PALABRAS DE GONZÁLEZ. SE ESCONDIÓ"
En esta línea, Gómez ha dicho que ayer "echó en falta" una comparecencia de Ignacio González. "Estuvo escondido. No dijo nada. Lo que debería decir hoy o mañana aparca definitivamente el proceso de desmantelamiento de la sanidad pública madrileña", ha añadido.
Además, ha manifestado que la "no le sorprendió" la decisión judicial de ayer y que le da la razón de que hubo motivaciones "sólidas y fundadas" para pedir la recusación de Martínez Tristán. "Ayer nos sentimos muy identificados y felices por encima de todo y también fortalecía aquella decisión", ha indicado.
Preguntado por la posibilidad de que la Comunidad anuncie recortes en la Sanidad hasta que se decida definitivamente la suspensión de este proceso, Tomás Gómez ha aseverado que "ningún recorte en Sanidad está justificado y que lo es caro para el bolsillo de los madrileños es la privatización". "La sanidad privada es mucho más cara que la pública. Ayer la supersala ahorró a los madrileños 2.000 millones de euros", ha apostillado.
Por otro lado, el también portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid cree que es "una tontería" que el proceso de externalización sanitaria se haya convertido en su única estrategia para conseguir ser candidato socialista a las próximas elecciones regional, tal y como apuntan algunas voces. "Estamos hablando del futuro de nuestros hijos y nieto. Estamos hablando de la seguridad de la gente, algo intocable. Estamos cumpliendo con nuestras obligaciones, que es estar con la gente y defendiendo lo que es de la gente", ha zanjado.
ALEGRÍA Y LUCHA EN LOS YÉBENES
El líder del PSM ha felicitado también a los profesionales sanitarios y a los vecinos de la zona de Los Yébenes, en el distrito de Latina, porque "llevan muchos años reclamando y consiguieron gracias a la movilización vecinal un centro de salud que empezó en unos locales comerciales".
"Ahora quieren que siga siendo público, que no pase a formar parte del negocio privado, de unas pocas empresas. Y ellos van a lograr que este centro siga siendo público. No hay más camino", ha agregado.
En este sentido, Rosana, una administrativa del centro de salud 'Los Yébenes', ha celebrado la noticia judicial de ayer porque, a su juicio, supone "la ratificación de la paralización de la privatización de los hospitales por parte del Tribunal Superior de Justicia de Madrid".
"De momento sigue paralizado y sabemos que ya en esta legislatura no habrá la privatización de los hospitales. Serán las urnas las que ratificarán que ya no habrá privatizaciones en la Sanidad Pública. Teníamos esperanzas pero no lo teníamos ganado. Ahora ya lo tenemos en papel. Pueden sacar otro conejo de la chistera, pero volveremos a paralizarlo. También nosotros tenemos nuestros conejos", ha dicho.
"Indudablemente, la privatización no es una solución, es un mal para todos, salvo para los especuladores, que sólo quieren embolsarse el dinero en los bolsillos. No hace ningún bien a nadie y eso se ha visto en la cantidad de mareas y recursos y ahora la Justicia nos ha vuelto a dar la razón", ha proseguido la empleada.
Por otra parte, el presidente de la asociación de vecinos Puertochicho, Ábel Montalbo, ha mostrado su satisfacción por el fallo judicial pero ha apuntado que "tampoco hay que quedarse con los brazos caídos porque no las tenemos todas consigo de que no continúen lo que pretenden llevar a cabo".
"Aquí todo se he conseguido con la lucha. Nos ha costado cinco años que este solar lleno de cardos pasara a ser un centro y ya que lo han modificado ahora se lo dan a otro cuando lo tenemos bien. Igual que reivindicamos para que hiciesen el centro, ahora lo estamos reivindicando es que no se lo lleven. Porque lo podían haber hecho ellos, pero lo hemos pagado con nuestros impuestos y ahora se lo quieren llevar, cuando es uno de los centros mejor dotados", ha esgrimido.