Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gómez de Liaño ofrece su "modesto consejo" a Garzón

El abogado y ex juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez de Liaño ha ofrecido su "modesto consejo" personal o jurídico al magistrado Baltasar Garzón ante la admisión a trámite de una querella contra él por prevaricación. Gómez de Liaño ha asegurado que la decisión del Supremo le produce una "enorme preocupación y tristeza".
Tras un proceso en el que el Baltasar Garzón declaró contra él, el Tribunal Supremo condenó en 1999 a Gómez de Liaño por un delito de prevaricación en relación con el 'caso Sogecable'. Posteriormente, en 2008, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos sentenció que no fue un juicio independiente e imparcial.

Gómez de Liaño ha señalado que no ha hablado con Baltasar Garzón tras conocer la decisión del Tribunal Supremo pero aseguró que si necesitase su "modesto consejo" podría contar con él.

"Si don Baltasar Garzón necesitase de algún consejo jurídico y también personal pues podría contar con él", ha apuntado Gómez de Liaño quien recordó que tiene experiencia como abogado en causas similares. "Sinceramente, no sé si por experiencia profesional o por los años que uno tiene, no lo hago mal", ha indicado.

Preguntado si estaría dispuesto a ser su abogado, Javier Gómez de Liaño ha respondido que Baltasar Garzón ya ha contratado los servicios de otro letrado.

Gómez de Liaño ha asegurado que Baltasar Garzón sabe que "estas cosas" no le producen "ningún tipo de satisfacción". "Lo que le está pasando a él y lo que le ha pasado a otros compañeros, estas cosas me producen una enorme preocupación y tristeza", ha agregado.

"La noticia, con ser importante, probablemente sea la noticia judicial más importante en lo que llevamos de año, es una noticia que, estoy seguro, no alegra a nadie", ha observado.