Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

González Pons admite que, después del "éxito" del idiota, no es buen día para verse como portavoz del Gobierno

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha reconocido que, después de la polémica surgida por sus palabras sugiriendo que sólo los idiotas apostarían por la continuidad del PSOE en el Gobierno, no es buen día para pensar en él como portavoz del Gobierno de Mariano Rajoy. "Después de mi éxito de ayer (por el domingo), no es el mejor día para verme de portavoz", admite.
En un mitin de este domingo, González Pons afirmó que "no hay ningún español tan idiota que quiera la continuidad" que los socialistas "ha dado estos años", lo que fue interpretado por el PSOE como un insulto a sus votantes.
El dirigente 'popular' pidió después disculpas en la red social Twitter si alguien se había sentido ofendido, pero este tema le ha vuelto a perseguir este lunes en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press.
Según ha explicado, con aquella desafortunada expresión sólo había querido poner de manifiesto que nadie quiere renovar un Gobierno que ha dejado al país en crisis y con cinco millones de parados, pero señaló que no se refería al PSOE que se presenta a las elecciones generales, cuyo cartel electoral es distinto.
NO LE HAN REÑIDO
Tras asegurar que en el PP no le habían reñido por la salida de tono, ha insistido en que no pretendía insultar a nadie y ha reiterado sus disculpas a quien se hubiera sentido ofendido. "Si alguien se ha molestado, lo retiro", ha subrayado.
En ese contexto, se le ha preguntado si se ve como ministro Portavoz en un futuro Gobierno de Mariano Rajoy, y ahí ha admitido que no es el mejor día para hablar de eso: "Después de mi éxito de ayer (por el domingo), no es el mejor día para verme de portavoz", admite.