Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

González cree que la nueva idea de Mas es una "salida improvisada" frente a la "frustración" que ha provocado

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha considerado que la consulta alternativa que el presidente de Generalitat de Cataluña, Artur Mas, ha anunciado para el 9 de noviembre tras asumir que no se podrá hacer la consulta en los términos en los que había planteado es "una salida improvisada" para tratar de justificar a los catalanes que les ha llevado a una situación de "frustración".
En declaraciones a los medios en Móstoles, preguntado por la decisión de Mas de realizar una consulta alternativa a la que tenía planteada para el 9N, el presidente madrileño ha afirmado que ayer se asistió a la confirmación de algo que todos sabían: "que la consulta no era legal, no se podía llevar adelante y lo que estaba haciendo Mas no tenía encaje constitucional".
"Lo que hemos visto es la confirmación del fracaso de una estrategia que no iba a ninguna parte, es una salida improvisada, sin saber realmente a donde va a conducir, parece que no tiene ninguna virtualidad y es tratar justificar algo que lo que ha hecho es llevar a los catalanes a una situación de frustración porque les han vencido algo que no era posible", ha afirmado.
El jefe del Ejecutivo autonómico ha esperado que el Gobierno catalán siga "con la racionalidad" y que no se hagan "cosas que no llevan a ninguna parte sino simplemente para mantener vivo algo que no tiene encaje en el consenso constitucional".
"A partir de ahí, lo que ha dicho el presidente del gobierno: ley y después de la ley, diálogo pero diálogo dentro de la ley", ha concluido.